Tropas de ejército ucraniano abandonan derrotadas zona de conflicto con prorrusos

retirada​Fuerzas armadas ucranianas y la guardia nacional concluyeron la operación de evacuación planificada

Los rebeldes prorrusos infligieron este miércoles un nuevo revés a las autoridades de Kiev, obligando al ejército ucraniano a abandonar la ciudad de Debaltsevo en el este del país, tras encarnizados combates.

Occidente acusó de inmediato a los separatistas de violar el alto el fuego acordado la semana pasada, y la OTAN exigió a Rusia que retire "todas sus fuerzas" del este de Ucrania.

< >

Pero para los insurgentes —apoyados por Rusia, según los occidentales— la operación de Debaltsevo supone otra victoria militar y un nuevo avance territorial.

Vestido de militar y con el semblante serio, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, anunció este miércoles la retirada de Debaltsevo desde el aeropuerto de Kiev, antes de viajar a la línea del frente y reunirse con los soldados que dejaron la ciudad.

"Esta mañana, las fuerzas armadas ucranianas y la guardia nacional concluyeron la operación de evacuación planificada y organizada de nuestras unidades militares de Debaltsevo", dijo Poroshenko.

"En estos momentos, el 80 por ciento de nuestras unidades se han ido, esperamos todavía dos convoyes", añadió.

Poco antes, periodistas de la AFP vieron decenas de tanques, blindados ligeros y vehículos militares ucranianos procedentes de Debaltsevo llegar a Artemivek, una localidad situada a unos 35 kilómetros de distancia.

Los vehículos llevaban a soldados mal afeitados, visiblemente cansados. Una parte de ellos se abalanzó de inmediato hacia las tiendas de alimentación de la localidad.