Uber Francia condenada a pagar 1,2 millones de euros a organización de taxis

MultaFallo coincide con huelga de taxistas franceses contra competencia de otros servicios que consideran ‘desleales’

La empresa Uber France fue condenada este miércoles a pagar 1,2 millones de euros a la organización Unión Nacional de Taxis (UNT), por una falta de comunicación respecto a sus chóferes, según un veredicto del tribunal de gran instancia de París.

La decisión judicial se anuncia en medio de protestas sociales protagonizadas por taxistas, controladores aéreos, profesores y funcionarios público. La movilización de los taxistas se da contra las "derivas" del sector de vehículos de transporte con chófer (VTC), del que Uber es uno de los principales actores.

El veredicto concierne la comunicación de la empresa dirigida a sus chóferes. Según UNT, Uber France mantenía una "ambigüedad" respecto a la posibilidad de estacionar los vehículos en la vía pública en espera de clientes sin reserva, lo que es una prerrogativa de los taxis y está prohibido a los VTC.

Las manifestaciones de taxistas dieron lugar a varios incidentes este martes, y se saldaron con 24 personas detenidas en la región parisina y un manifestante herido, cuando un minibús lo atropelló al intentar romper el bloqueo del tráfico en el aeropuerto de Orly (sur de París).

En la capital, unos 2.100 taxistas, según la policía, perturbaron la circulación con el levantamiento de barreras en los aeropuertos de Orly y de Charles de Gaulle (norte), mientras que el tráfico en la circunvalación que rodea París se vio interrumpido en varias ocasiones por la quema de neumáticos.

La prefectura de policía recomendaba el martes por la noche a los automovilistas que evitaran varios sectores de la capital, especialmente la Porte Maillot (oeste de París), donde varios cientos de taxis seguían congregados con la intención de pasar allí la noche.

En grandes ciudades, como Toulouse (suroeste), Marsella, Aix-en-Provence (sur) y Lille (norte), el movimiento de protesta también generó perturbaciones, especialmente en aeropuertos y estaciones de trenes.

"Es nuestra supervivencia lo que está en juego", declaró Ibrahima Sylla, portavoz de la asociación Taxis de Francia.

Los taxistas protestan por lo que consideran una competencia desleal de las empresas de vehículos de transporte con chófer (VTC), que tira abajo las tarifas y hace bajar sus ingresos.

"Antes, hacía 10 o 12 carreras por día, ahora sólo hago cinco o seis", afirmó Rahim Edalat, taxista parisino desde hace 20 años.

El primer ministro francés, Manuel Valls, que condenó actos de violencia "inadmisibles", recibió a los representantes de los taxistas al mediodía y propuso el nombramiento de un mediador y el aumento de los controles para "garantizar condiciones de competencia leal" entre taxis y VTC.

En junio de 2015, los taxistas franceses ya se movilizaron por los mismos motivos, centrando sus críticas en UberPop, filial de la empresa norteamericana VTC Uber.

UberPop se prohibió posteriormente en Francia, pero la tranquilidad no volvió al sector, máxime cuando los profesionales denuncian una bajada de entre un 20 por ciento y un 30 por ciento de la actividad sólo en París.

Video euronews (en español).