Un 25% de los ticos apoya el Estado laico, revela estudio de UNA

TransformaciónEstudio combinó grupos focales y encuestas telefónicas

Un 25,3 por ciento de los costarricenses piensa que el Estado debe estar separado de la religión. Así, lo revela un estudio elaborado por la Escuela Ecuménica de Ciencias de la Religión de la Universidad Nacional (UNA).

El análisis se basa en una encuesta telefónica a 400 personas, mayores de 18 años, aplicada entre el 16 y el 31 de octubre del 2013, y se complementa con entrevistas a grupos focales, en las que participaron 47 personas sin religión, católico no practicante, católico practicante regular, evangélico-protestante y de otras religiones y creencias.

La investigación indagó en las prácticas religiosas de los costarricenses y sus transformaciones.

De acuerdo con dicho análisis, un 47,4 por ciento de la población afirma que el Estado debe contribuir con proyectos sociales de las distintas denominaciones religiosas.

Un 22,4 por ciento de los encuestados apoya que se destine fondos públicos a todas las iglesias, mientras que un 4,9 por ciento expresó que solo la religión católica debería recibir dádivas por parte del Gobierno.

La autora del análisis, Dra. Laura Fuentes, indicó que en el país existe un porcentaje creciente de personas que consideran conveniente una separación entre política y religión, y explicó el rol que juega la educación para inclinarse por esta opción.

El estudio revela que no existe una pérdida de las creencias religiosas de los ticos, sino que éstas pasan por una reelaboración. En el país existe un 69 por ciento de la población que se declara católica, de los cuales un 27 por ciento no es practicante.

La categoría católico no practicante muestra un aumento en la última década. De acuerdo con la Encuesta Estructuras de la Opinión Pública de la Universidad de Costa Rica, en 2003 el porcentaje de costarricenses que no practicaba la religión católica era de 25,4 por ciento.

El análisis indica que la mayoría de los católicos no practicantes son jóvenes (el 36 por ciento de la población entre 18 y 35 años) y solteros (40,7 por ciento).

Además, la encuesta apunta que solo cuatro de cada diez costarricenses asiste a misa con regularidad. La oración es la práctica religiosa más difundida, más de un 85 por ciento de la población reza, aunque esta ocurre en el tiempo y lugar del que cada creyente dispone.

En el país, las mujeres son más fervientes que los hombres. Un 50 por ciento de las costarricenses son católicas practicantes, mientras que el porcentaje de los varones practicantes alcanza un 34 por ciento.