Uso de computadora en edades tempranas puede mejorar rendimiento educativo

Investigación​Estudio utilizó datos de las pruebas PISA

Los estudiantes que utilizaron una computadora por primera vez a los 6 años o menos, tienen mayor rendimiento académico en matemáticas. Así lo concluyó un estudio elaborado por el economista e investigador en economía de la educación, Andrés Fernández y publicado en la Revista de Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica.

Economista, Andrés FErnández

De acuerdo con Fernández, se trató de comprobar mediante asociación, cuál era la relación que había entre el uso de una computadora por primera vez y el rendimiento educativo. Para ello se usaron los datos de las pruebas del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA), que se aplicaron en el 2012 en Costa Rica.

Así se determinó que los estudiantes que habían tenido acceso a la computadora a los seis años o menos tuvieron un rendimiento promedio en matemáticas de 437 puntos (para un máximo de 800), mientras que los que la utilizaron en edades mayores tuvieron un rendimiento menor. Por ejemplo, los que la usaron después de los 13 años, obtuvieron una nota promedio de 366, es decir 71 puntos menos.

Además de calcular la asociación entre esas variables, se construyó un modelo con el fin de incorporar otras características que pueden influir en el rendimiento académico (como nivel socioeconómico, sexo, repitencia) y evaluar si aún así, la edad en el uso de la computadora explicaba esas diferencias en el rendimiento.

Los resultados de dicho cálculo muestran que “haber utilizado una computadora a los seis años o antes aumenta el rendimiento del estudiante en un valor entre 19 y 31 puntos, mientras que haberla utilizado entre los 7 y 9 años incrementa el puntaje obtenido en un valor entre 8 y 18 puntos”.

“Aún controlando por esos factores, entre más temprano use una computadora usted tiene mayor probabilidad de que su rendimiento académico sea mejor”, aseguró el investigador.

A criterio de Fernández los resultados del análisis permiten demostrar que los beneficios esperados que podrían tener para los estudiantes el acceder a este tipo de tecnología desde edades tempranas podrían ser mayores, por lo que se debe invertir en programas que promuevan estas prácticas, como por ejemplo One Laptop per Child.

Economista, Andrés Fernández

"El resultado sugiere que para disminuir en alguna medida la desigualdad en el rendimiento educativo es necesario dotar de tecnologías de información y comunicación a todos los niños, especialmente cuando comienzan la educación primaria", dice el documento.