Zonas con poca acumulación de grasa son ideales para tatuajes, explica dermatólogo

Arte corporal Evitan que los tatuajes se estiren o se deformen con el paso del tiempo

Los pies, el sacro, el antebrazo, cuello, pantorrillas y parte alta de la espalda son algunos de los lugares idóneos para tatuarse su dibujo, retrato o frase favorita.

En estas zonas del cuerpo la acumulación de grasa es poca y, usualmente la piel no es proclive a caer, explicó el dermatólogo experto en remoción de tatuajes, Paulo César Quirós, quien agregó que usualmente se trata de puntos muy cercanos a los huesos.

El abdomen y la parte alta de los brazos, donde están los tríceps, son áreas muy susceptibles al paso del tiempo y a las variaciones de peso; condiciones que pueden provocar que el tatuaje se estire o se deforme, explicó.

"No es lo mismo una grabado en el abdomen cuando tenemos 20 años, que a los 40, cuando la piel se estiró por un embarazo o por la edad", advirtió el Dr. Quirós

La ubicación anatómico del tatuaje debe ser compatible con el entorno de la persona en su vida adulta.

"Es frecuente ver personas que, cuando eran más jóvenes se tatuaron en zonas muy visibles y, con los años no se sienten cómodos en sus trabajos o simplemente ya no les gusta", relató el Dr. Quirós.

Por ello, la elección del lugar debe ser tan importante como el dibujo mismo, aseguraron los médicos consultados, quienes además señalaron que la edad adulta es la más propicia para tatuarse, cuando la gran mayoría ya está trabajando.

Lo médicos también sugieren tomarse el tiempo para reflexionar antes de realizarse un tatuaje ya que aunque actualmente existen tratamientos láser para la remoción de tatuajes con resultados muy positivos, se trata de procedimientos caros.

"Existen dos tipos de láser: el ablativo que destruye tanto la tinta como la piel y, dejan una leve cicatriz; mientras que los no ablativos destruyen solo la tinta, estos no dejan cicatriz, pero si requieren muchas sesiones y son más costosos", concluyó el Dr. Quirós.