8.000 cilindros de gas fueron retirados del mercado por problemas de seguridad

Irregularidades​Inspecciones se realizaron en las plantas envasadoras, pero no existen controles en los puntos de venta

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) impidió que 8.000 cilindros de gas fueran puestos a la venta debido a que presentaban problemas de seguridad como fugas o corrosión.

Los hallazgos forman parte del estudio que la entidad realizó en los primeros seis meses de este 2015 y donde se encontró que un 61 por ciento de los envases que se encuentran en las plantas de distribución presentan algún tipo de problema.

"Nos encontramos con cilindros que tienen 20 años de estar en el mercado cuando su vida útil es de ocho años. Ya iniciamos los procesos sancionatorios tanto contra la empresa Gas Zeta como con la que se conformó de la alianza entre Petrogas y Sol Gas, pues en ambos casos hubo anomalías", aseguró la vocera de la Aresep, Carolina Mora.

VOCERA DE LA ARESEP, CAROLINA MORA

El informe revela que de los 14.835 cilindros de 11,34 kilos (25 libras) evaluados, un 61,1 por ciento no cumplen con la información mínima de identificación establecida en la normativa vigente, un 3,3 por ciento registró fugas en la válvula de acoplamiento y un 23,2 por ciento presentó algún daño físico, como golpes, corrosión o menor grosor del exigido.

Mora reconoció que ese estudio no incluye aquellos envases que ya se pusieron a la venta para los usuarios, pues el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) sigue sin definir una normativa que permita realizar esas evaluaciones y sancionar a los responsable.


Vocera de la Aresep, Carolina Mora

"Aquí es importante hacer un llamado a las personas de que revisen el estado de los cilindros, que vean que no presente olores, que no tenga golpes o que no se note herrumbre o algún otro tipo de daño, esa parte es vital ante la falta de regulación", añadió Mora.

Tanto Gas Zeta como la empresa 3-101-622925 S.A (conformada entre Petrogas y Sol Gas), se exponen a sanciones económicas de entre ¢1.000.000 y ¢8.000.000 según la falta, y en el caso de que se encuentre que alguna de las dos ha sido reincidente podría perder la concesión.

La Aresep aumentó en un 200 por ciento el número de inspecciones realizadas debido a los problemas que se presentaron a finales del año pasado con la empresa Gas Zeta.