No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Casos de Coronavirus
en Costa Rica

Nuevos
Confirmados
Muertes

Más info

aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

​Guardaparques decomisaron en una empresa privada 182 trozas sin un permiso de corta ni de transporte.

Autoridades realizan en San Carlos el mayor decomiso de madera ilegal del 2020

​Guardaparques decomisaron en una empresa privada 182 trozas sin un permiso de corta ni de transporte.

Autoridades del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) anunciaron este 29 de mayo la detención de una operación de tala ilegal de madera en San Carlos. Este sería “el mayor decomiso de madera ilegal en lo que va del año”.

De acuerdo con la información del Sinac, las autoridades ambientales detuvieron la operación en el sector de Carmen de Cutris, San Carlos, cerca de la frontera con Nicaragua. Dos empresas, cuyos nombres no pudieron revelar, se encuentran bajo investigación.

En total, los guardaparques decomisaron 182 trozas de árboles como el caobilla, níspero, botarrama y otros. Estas fueron encontradas dentro de la propiedad de una empresa privada.

“Las 182 trozas no cuentan con ningún permiso para corta ni transporte por parte de la administración forestal del estado. Es una actividad 100% ilegal”, explicó Mariana Jiménez, directora del Área de Conservación Arenal Huetar Norte

Lea: Caza de animales silvestres podría aumentar ante falta de turismo en costas, advierten biólogos

Ella aseguró que este es “uno de los decomisos de madera más grandes de los últimos años” y que es “el decomiso más grande que ha realizado el Sinac en lo que va del año”. Este tipo de operaciones afecta a los pequeños productores.

“Entre los más perjudicados son los bolsillos de los pequeños y medianos productores que comercializan de una manera legal, ya que (la venta de madera ilegal) genera una competencia desleal en los mercados”, aseguró Jiménez.

La venta de madera certificada es justamente una de las principales fuentes de ingreso de compañías que realizan trabajos de reforestación. Varias de ellas incluso reciben pagos del gobierno, destinados a financiar la protección del bosque.

Lea: Áreas Protegidas perderían ₡2.000 millones por cada mes cerrado debido al Covid-19

Ahora, las autoridades del Ministerio de Ambiente pasaron la denuncia a la Fiscalía de San Carlos y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), quienes investigarán el delito ambiental.

Las autoridades del Sinac aún investigan de dónde se sustrajo la madera, por lo que aún se desconoce el impacto de deforestación que pudo tener el hecho. En el caso de haber sido madera de un área protegida, la pena podría ascender hasta a tiempo de prisión.

“La tala ilegal trae una serie de efectos en la erosión de los suelos, regulación del agua y pérdida de biodiversidad debido a una mayor fragmentación de los bosques y con ellos problemas a la salud pública”, aseguró Jiménez.

Delitos ambientales

Según dijo el ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez, el pasado 11 de mayo, las áreas protegidas solían estar en conflicto con las comunidades antes del turismo. Con la caída de esta actividad, las presiones volverían.

“Muchas comunidades rurales vecinas de los parques nacionales la están pasando muy difícil y eso ha aumentado la dimensión de los delitos ambientales”, dijo Rodríguez.

Algo similar advirtió un grupo de biólogos a Ameliarueda.com el pasado 21 de abril, ya que señalaron que ante la falta de empleos por turismo y la falta de visitación, las áreas silvestres protegidas quedarían desprotegidas ante actividades ilegales.

"Ya hemos tenido reportes de matanzas de manadas de chanchos de monte. (...) Estamos sumamente preocupados por la situación social. La gente ha perdido sus ingresos por la caída del turismo”, dijo Marco Hidalgo, biólogo de Osa Conservación, a Ameliarueda.com.