No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Aval de Sala IV para reactivar pesca de arrastre carece de “información científica sólida”, dice Marviva

Aval de Sala IV para reactivar pesca de arrastre sin “información científica sólida”, dice Marviva

​Estudios aportados para este proyecto de ley fueron criticados por la Universidad de Costa Rica (UCR).

La Sala Constitucional no encontró ningún vicio en el proyecto de ley que buscaría revivir la pesca de arrastre. Los estudios aportados para esta iniciativa, sin embargo, son poco “sólidos”, según la organización ambientalista Marviva.

Así lo indicó Katherine Arroyo, gerente de Incidencia Política de Marviva, en entrevista con Ameliarueda.com. Según aseguró, esta iniciativa y el fallo de la Sala Constitucional están basados en ciencia débil.

“El estudio que fundamentó este proyecto de ley fue sumamente criticado. En el análisis de constitucionalidad, los magistrados solo podían basarse en la información aportada por el expediente: osea, ese estudio. No hubo información nueva que se haya aportado que fuera más sólida. (...) El proyecto no es sólido desde el punto de vista científico”, dijo Arroyo.

Lea: Plan para revivir la pesca de arrastre "no contiene vicios", resuelve mayoría de Sala IV

El Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar) de la Universidad de Costa Rica (UCR) fue crítico de estas investigaciones, según indicó su director Ingo Wehrtmann en un artículo de opinión de 2019.

“Para implementar una pesca de camarón responsable y sostenible es indispensable contar con más información. Por ejemplo, es imprescindible tener una estimación confiable de la biomasa disponible de estos camarones en aguas costarricenses. Los dos estudios mencionados no fueron diseñados para explorar este aspecto”, aseguró.

“No hay un análisis que identifique dónde exactamente se realizan los lances comerciales y con qué frecuencia”, añadió.

Reactivación

La pesca de arrastre está prohibida en Costa Rica desde 2013, tras un fallo de la Sala Constitucional que anuló la entrega de nuevas licencias de pesca de camarón “con redes de arrastre”.

Un proyecto de ley para reactivar esta actividad fue aprobado en primer debate en 2019 por los diputados de la Asamblea Legislativa, pero pasó a consulta de constitucionalidad de nuevo a la Sala.

Esta vez, sin embargo, el órgano constitucional no encontró vicios en una votación dividida: 4 magistrados fallaron a favor y 3 salvaron el voto por encontrar vicios tanto de procedimiento como por el fondo del proyecto.

pesca de arrastre

“Este es un pronunciamiento que provoca un retroceso importante en materia ambiental en el país, que curiosamente proviene de la misma Sala que en el 2013 exigía amplio respaldo científico antes de tomar decisiones que impactan el ambiente”, dijo Jorge Jiménez, director de Marviva en el programa Nuestra Voz.

Ahora, de acuerdo con él, existen posibilidades de detener esta iniciativa si los diputados votan en contra en el segundo debate o si el presidente de la República, Carlos Alvarado, decide vetar la ley. No obstante, aseguró que sus esperanzas son bajas.

Pesca de arrastre

La pesca de arrastre es una técnica basada en el uso de redes en movimiento por el suelo marino y en Costa Rica se utiliza principalmente para la pesca de camarón de manera industrial.

El problema con esta técnica, según Arroyo de Marviva, es la captura incidental de especies; es decir, la captura de otras especies que no sean camarón. Esto afecta a especies como las tortugas marinas, pargo y cangrejos, según dijo.

Lea: “Se quieren aprovechar del hambre de Puntarenas”, afirman colectivos contra pesca de arrastre

La técnica, además, permite la captura excesiva de las especies de camarón, las cuales, tras décadas de implementarse, ya están sobreexplotadas en el país, según explicó Arroyo.

Debido a su alto impacto, el sindicato de pesca artesanal se pronunció en contra, debido a que la sobreexplotación y captura incidental afectaría la actividad de estos pescadores.

“Se quieren aprovechar del hambre que tiene Puntarenas para reactivar esta pesca, que es muy peligrosa para más de 16 mil familias que se dedican ya a la pesca artesanal. Nosotros necesitamos las garantías para saber realmente si la pesca es segura y esto no nos dice nada”, comentó William Carrión, pescador artesanal, en 2019.