No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Casos de Coronavirus
en Costa Rica

Nuevos
Confirmados
Muertes

Más info

aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

La mayor reserva privada de Costa Rica debe proteger 23 mil hectáreas de bosque con un personal reducido por la crisis económica.

Crisis económica dificulta protección de reserva en Monteverde, mientras crece presión al bosque

​La mayor reserva privada de Costa Rica debe proteger 23 mil hectáreas de bosque con un personal reducido por la crisis económica.

En una situación normal, proteger la reserva Bosque Eterno de los Niños (BEN), ubicada en Monteverde, es un reto: con casi 23 mil hectáreas, es la mayor reserva forestal privada de Costa Rica. Pero la crisis del Covid-19 lo dificulta más aún.

“En un mundo normal, nosotros contamos con 4 guardabosques para 22.600 hectáreas. Es bastante poco personal para la tarea. Ahora estamos con una doble amenaza: por un lado, todo el personal está en una jornada de 50% o menos y, por otro, hemos visto un incremento en actividades ilícitas”, dijo la directora de la reserva, Lindsay Stallcup.

La crisis del Covid-19 ahora amenaza la protección de este bosque, el cual es hogar para un 5% de todas las especies de ave conocidas en el planeta y las 6 especies de felino que habitan Costa Rica. Así lo indicó Stallcup en entrevista con Ameliarueda.com.

Lea: Por baja recaudación fiscal, nuevo presupuesto rebaja ¢1.012 millones a protección de bosques

Impacto financiero

El mayor impacto en las finanzas de la reserva es por la visitación. Al ser una reserva privada, un 40% de sus ingresos son derivados de programas educativos, ventas de souvenirs y entrada de turistas. “Eso ya no existe del todo”, dice Stallcup.

“Ahora está más claro que nunca que nuestro recurso de visitación este año no va a volver. Nuestra base de clientes principal son los grupos académicos de Estados Unidos, principalmente universidades. Que regrese el turismo ayuda un poco pero no nos resuelve el problema”, dijo la directora del BEN.

Como medida desesperada, el Bosque Eterno de los Niños (BEN) lanzó una página de crowfunding, con la meta de recolectar $200.000. Ese dinero alcanzaría para mantener operaciones a media capacidad hasta principios del 2021.

guardaparques

Pero esto está sucediendo en la mayoría de las organizaciones dedicadas a la conservación de la naturaleza, según dijo en abril el biólogo Esteban Brenes, de la organización Costa Rica Wildlife.

“A nivel mundial, la conservación de vida silvestre se ha financiado con visitación de turistas y con donaciones. Ahora las donaciones han disminuido y no levantarán en un buen rato. Por otro lado, las comunidades también están perdiendo un montón de plata mes a mes con la caída del turismo”, señaló el biólogo.

Presiones sobre el bosque

La crisis económica y los cierres también han aumentado los delitos ambientales en la zona, dijo Stallcup. Ella aseguró que actividades como la caza, ingreso a áreas restringidas y hasta la tala de madera han aumentado.

“La frecuencia de los incidentes ha aumentado. No es que la persona que entra a cazar ahora caza más en un solo viaje, sino que tiene más oportunidad de ingresar porque tiene más tiempo disponible”, aseguró.

Lea: Caza de animales silvestres podría aumentar ante falta de turismo en costas, advierten biólogos

El tipo de infracción más común es el ingreso ilegal a zonas restringidas, explicó. Esto porque una parte del bosque está dedicado exclusivamente a la conservación absoluta y no permite el ingreso de personas.

“La mayor parte del Bosque Eterno de los Niños está en conservación estricta, no se permite el ingreso de las personas por su bien y por el del ecosistema. Hemos visto una explosión de personas ingresando a estas áreas”, indicó.

Este comportamiento tampoco es exclusivo sólo de Monteverde, ya que varias áreas protegidas han reportado mayor presión sobre los bosques, según dijo el ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez.

“Muchas comunidades rurales vecinas de los parques nacionales la están pasando muy difícil y eso ha aumentado la dimensión de los delitos ambientales”, dijo Rodríguez en mayo.

Bosque valioso

La protección del Bosque Eterno de los Niños es de gran importancia, ya que alberga una enorme cantidad de especies y protege las nacientes de cinco cuencas importantes.

De sus montañas nacen los ríos Arenal, Peñas Blancas y Esperanza, los cuales desembocan en la Zona Norte. Por el otro lado, los ríos Guacimal y Aranjuez también nacen en el bosque y desembocan en Guanacaste.

“Eso da agua potable, agua para agricultura y agua para proyectos hidroeléctricos como el Arenal (...) Es un valor muy grande y muy directo para los vecinos y, en la parte de generación eléctrica, es un beneficio a nivel país”, aseguró Stallcup.

Lea: Emisiones por habitante de Cartago son tres veces mayores al promedio nacional

Esta reserva, además, alberga una enorme diversidad de especies. De hecho, según la directora del BEN, es hogar para un 5% de las especies de ave conocidas en el planeta, así como el 3% de las especies de mariposa.

El Bosque Eterno de los Niños es la mayor reserva privada de Costa Rica. Su nombre deriva de que la compra de tierras se logró gracias a donaciones de niños suecos a finales de la década de 1980. Actualmente es administrada por la Asociación Conservacionista de Monteverde.