No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

​Un habitante de Cartago tiene una huella de carbono similar a una persona del Reino Unido.

Emisiones por habitante de Cartago son tres veces mayores al promedio nacional

​Un habitante del cantón tiene una huella de carbono similar a una persona del Reino Unido

Las emisiones por cada habitante de Costa Rica son bajas, en comparación a otros países. Pero si se toma solo a los habitantes de Cartago, sus emisiones se parecen más a las de una persona del Reino Unido o de Italia.

Así lo muestran datos publicados este 10 de junio por el Programa País Carbono Neutralidad del Ministerio de Ambiente. Como parte de la iniciativa, 14 municipalidades realizaron inventarios de gases de efecto invernadero en sus territorios.

De los municipios participantes, Cartago fue el cantón más contaminante, ya que emitió poco más de un millón de toneladas de CO2 equivalente en 2018. Esto es un monto alto considerando que las emisiones de Costa Rica rondan las 11 millones de toneladas.

De hecho, mientras las emisiones por habitante a nivel nacional son 2.1 toneladas, en este cantón son de 6.9 toneladas por habitante; es decir, es una huella más de tres veces mayor al promedio nacional. Por su parte, las emisiones per cápita del Reino Unido e Italia rondan las 5.4 toneladas por persona.

La explicación; sin embargo, es sencilla, según explicó Laura Mora, asesora técnica de la Dirección de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente; sus emisiones vienen del parque industrial del cantón.

“Tiene una respuesta fácil: ahí está la cementera (Holcim). Hubiera sido todavía más interesante si tuviéramos más datos de la vidriera (Vicesa), pero ellos son más recelosos con los datos”, explicó la ingeniera a Ameliarueda.com.

emisiones por canton

Justamente, la principal fuente de emisiones del cantón (42% del total) es la quema de combustibles fósiles en el uso de calderas o búnker para electricidad. Su segunda fuente de emisiones (30%) son las que se generan en procesos industriales como la producción de cemento.

“Las emisiones son prácticamente el total de las emisiones industriales del país”, señaló Mora.

“A Cartago le toca trabajar con la industria. No hay de otra. Ahora, hay que ser realistas, por más buenas emisiones que tenga, lo más que va a poder generar son alianzas estratégicas para encaminar al sector privado a reducir emisiones”, añadió.

Lea: 600 familias de cinco cantones contarán cómo transforman sus desechos orgánicos en abono

En esto coincidió Wendy Aguilar, de la Unidad Ambiental de la Municipalidad de Cartago, quien explicó que ahora el gobierno local, en conjunto con empresas, propondrá alternativas de energía para las industrias del cantón.

"Con Jasec se propuso una iniciativa sobre todo para fortalecer alternativas de energía para el sector industrial, que es uno de los mayores emisores. Pero no depende solo de la municipalidad e implica recursos humanos y económicos", dijo Aguilar en entrevista con Ameliarueda.com.

Este caso es similar al de Belén, cantón que en 2017 tuvo una huella per cápita todavía más alta: 16.1 toneladas de CO2 por habitante. La mayor fuente de esas emisiones también fueron las plantas industriales.

Inventarios en municipalidades

Los cantones que realizaron un inventario de gases de efecto invernadero fueron Osa, Pérez Zeledón, Santa Cruz, Cañas, Nicoya, Oreamuno, Cartago, San Ramón, Goicoechea, Montes de Oca, Parrita, Quepos, San Carlos y Pococí.

En total, el sector más contaminante fue el de transporte, el cual generó 42% de las emisiones contabilizadas entre las 14 municipalidades. A nivel nacional, el comportamiento es similar: la quema de gasolina es responsable por 50% de las emisiones nacionales.

La contaminación en el transporte fue todavía más grave en cantones urbanos como Montes de Oca, donde un 77% de sus emisiones provienen del transporte. En Goicoechea, este sector generó 73% de las emisiones; en Pérez Zeledón, fue 59%.

Lea: Costa Rica redujo 114 mil toneladas de CO2 en marzo por bajas ventas de combustible

La segunda fuente de emisiones fue la agricultura y ganadería, con un 23% de todas las emisiones generadas por las municipalidades. En Cañas (47%), Parrita (38%), San Carlos (42%), Santa Cruz (50%) y Nicoya (60%), esta fue la principal fuente de emisiones.

Quepos, por su parte, tuvo un comportamiento particular: su mayor fuente de emisiones fueron los residuos (44%). “Quepos es uno de las cantones que tiene más visitación turística. Todos esos residuos que se generan hacen que sea su principal fuente de emisiones”, apuntó Mora.

En 2018, otras seis municipalidades —Monteverde, Belén, San José, La Unión, Desamparados y Golfito— hicieron inventarios de sus emisiones de 2017. En esa ocasión, el sector más contaminante también fue el transporte.

"Esto es una base, no solo para el plan regulador que viene para renovación en Montes de Oca, sino la incorporación de otros elementos como la masa arbórea y las partes de renovación urbana a planear”, comentó Gustavo Lara, gestor ambiental del ayuntamiento del cantón.

Por su parte, Aguilar —de la Municipalidad de Cartago—, señaló que estos datos fueron reveladores para el municipio y que "inicialmente no manejábamos tantas estrategias (con la industria), estos datos nos hacen un llamado a participar con todos los actores".

Gases contaminantes

Para elaborar los inventarios, las municipalidades contabilizaron todos los gases de efecto invernadero que produjeron sus diferentes sectores: industria, transporte, residuos, agricultura y energía estacionaria (búnker y hornos).

El gas más común es el CO2, pero este no es el único que se contabiliza. Otros como el metano o el óxido nitroso son menos comunes pero significativamente más potentes para calentar la atmósfera.

Al final, todos los gases se suman en una sola medida: el CO2 equivalente. Este es el número final que se reporta a nivel internacional.

Lea: Emisiones de CO2 a nivel mundial cayeron 17% durante la pandemia del Covid-19

Estas emisiones son las causantes de la crisis climática a nivel mundial. Informes científicos de la ONU señalan que estas emisiones tendrían que caer a un ritmo de 7% cada año para poder evitar una crisis humanitaria.

Como parte del Programa País Carbono Neutralidad, las 14 municipalidades estiman reducir —al cabo de 2 años— alrededor de 14.500 toneladas, de las 4 millones que emitieron.