No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Casos de Coronavirus
en Costa Rica

Nuevos
Confirmados
Muertes

Más info

aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

​Según el Plan Nacional de Descarbonización, el tren eléctrico tiene que estar licitado para 2022 y listo para 2035.

"Es más complicado" cumplir plan de descarbonización sin el tren, dice Ministro de Ambiente

​Según el Plan Nacional de Descarbonización, el tren eléctrico tiene que estar licitado para 2022 y listo para 2035. El tren jugaría un rol protagónico en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes del sector transporte.

Para lograr la descarbonización, el tren rápido de pasajeros —proyecto que actualmente se discute en la Asamblea Legislativa— tendría que estar licitado para el 2022 y estar listo para el 2035.

Así lo indica el Plan Nacional de Descarbonización, documento que traza la ruta del país para alcanzar la carbono neutralidad en 2050. De acuerdo con este Plan, el tren reduciría emisiones del sector más contaminante de Costa Rica: el transporte.

“El escenario sin tren es más complicado, pues supone aumentos en otras partes del paquete de movilidad —incluyendo más vehículos eléctricos particulares— si queremos lograr las metas”, aseguró el ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez.

De acuerdo con Rodríguez, de no aprobarse este proyecto en la Asamblea Legislativa, el gobierno deberá buscar otras políticas públicas para reducir las emisiones del transporte y alcanzar la meta establecida.

Lea: Sondeo: al menos 26 diputados apoyan préstamo para tren eléctrico; 12 no se deciden todavía

“Sin el tren, se cierra un ala de decisiones dentro del paquete de movilidad urbana. Esto implicaría intervenciones más difíciles para lograr nuestras metas de reducción de emisiones”, indicó a Ameliarueda.com.

Este proyecto, sin embargo, ha recibido cuestionamientos por el subsidio que tendría que aportar el estado a sus tarifas, así como por el diseño de sus cruces con el tránsito vehicular, en 192 puntos del recorrido.

Siete diputados —la mayoría del Partido Unidad Socialcristiana (PUSC)— incluso aseguraron estar “en contra” del proyecto, en un sondeo realizado por Ameliarueda.com. Otros 26 diputados dijeron estar a favor y 12 indecisos.

En caso de ser aprobado, el proyecto comenzaría su construcción en 2022 y finalizaría su primera etapa en 2025, de acuerdo con el cronograma del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer). El costo total del proyecto sería de $1.550 millones, de los cuales el estado tendría que aportar $550 a través de un préstamo.

Descarbonización

El tren jugaría un rol en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes del sector transporte, el más contaminante del país.

En el 2015 —último dato disponible— la mitad de las emisiones de Costa Rica provinieron de la quema de gasolina para el transporte. En este sector, las cifras van en aumento: crecieron sus emisiones en un 8% con respecto al 2012.

El Plan Nacional de Descarbonización propone una serie de soluciones para esto: incentivos a vehículos eléctricos, sectorización de los buses y aumento de viajes no motorizados.

Lea: Emisiones globales vuelven a subir tras histórica reducción por Covid-19

El tren es parte de estas propuestas: según el estudio de factibilidad del proyecto, éste reduciría alrededor de 62.000 toneladas de CO2 cada año. Al cabo de los primeros 30 años, reduciría 1,8 millones de toneladas de CO2.

De no aprobarse el tren en la Asamblea Legislativa, el ministro de Ambiente aseguró que hay escenarios en los que se puede lograr la descarbonización sin él, pero su costo económico sería mayor para el país.

“Es factible en nuestras modelaciones, pero a un costo mayor y con menores beneficios sociales, por lo que no es nuestra opción preferida. Preferimos tener una ciudad con menos tiempos de desplazamiento, mejor ordenamiento territorial y con menores costos para la ciudadanía”, aseguró.

Acción urgente

Las emisiones de gases de efecto invernadero son las causantes de la crisis climática a nivel mundial. Informes científicos de la ONU señalan que éstas deben caer a un ritmo de 7% cada año, si se quiere evitar una crisis humanitaria.

Para esto, varios países —como Chile, Dinamarca o el Reino Unido— han presentado metas de carbono neutralidad para el 2050. Para lograr la meta, hay que reducir las emisiones del país lo suficiente como para que los bosques puedan absorberlas a través de la fotosíntesis.

No obstante, queda poco tiempo para implementar estos planes. Otro reporte científico de la ONU estima que la falta de acción urgente llevaría a la desaparición casi total de los arrecifes de coral para el 2050 y sequías extremas más frecuentes.