No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Diputados fustigan falta de estrategia del Gobierno en negociación de reforma fiscal

​Oposición cuestiona manejo de Welmer Ramos como presidente de comisión fiscal y sugiere sustituirlo por Víctor Morales

Los diputados de oposición fustigaron la mañana de este viernes la falta de estrategia política que ha tenido el Gobierno de la República en las negociaciones que ha sostenido hasta ahora para lograr avances en la reforma fiscal.

Así lo reclamaron en el programa Nuestra Voz representantes de las fracciones de los partidos Liberación Nacional (PLN), Restauración Nacional (PRN) y Unidad Social Cristiana (PUSC), quienes criticaron al Poder Ejecutivo por haberse retrasado en la apertura de una mesa de diálogo en la que pudieran exponer sus intereses de modo tal que se pudiera elaborar una propuesta consensuada.

El jefe de la bancada socialcristiana, Erwen Masís, celebró que el la administración de Carlos Alvarado accediera el martes -luego de fracasar en su intento de que fuera aprobado un texto sustitutivo al proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas- a conformar espacios para la negociación, pero casi de inmediato criticó que la decisión se tomara hasta que se perdiera el primero de dos días para presentar enmiendas a la iniciativa.

Incluso manifestó que él y otros legisladores como Dragos Dolanescu, del Partido Republicano Social Cristiano (PRSC), presentaron gran cantidad de mociones con base en lo que habían conocido de la propuesta elaborada por la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, la cual finalmente fue rechazada.

Lea: Comisión legislativa rechaza texto sustitutivo del plan fiscal presentado por Gobierno.

Masís llegó al punto que ahora habla de la necesidad de que se modifique el procedimiento especial que cubre el plan fiscal para que se habilite un tercer días para la presentación de ideas para modificar el texto. Al mismo tiempo, recomendó al mandatario de la República que organice encuentros bilaterales paralelos a las mesas de diálogo.

En la misma línea se manifestó el líder de los liberacionistas, Carlos Ricardo Benavides, quien explicó que la fracción que dirige decidió rechazar de plano el texto de Aguilar porque esta contenía una serie de tópicos que no se habían siquiera discutido, como un impuesto del 13 por ciento a los insumos agropecuarios o una tasa del 4 por ciento a los medicamentos.

Precisamente ese tipo de aspectos fueron los que causaron que la agrupación verdiblanca le comunicara con anticipación a Alvarado y a la bancada del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC) que no tendrían el apoyo de la fracción más numerosa de Cuesta de Moras.

"Hay varias cosas que no nos gustaron y no podíamos ponerles los votos", indicó Benavides.

Por su parte, uno de los integrantes de Restauración en la comisión que estudia la reforma fiscal, Eduardo Cruickshank, le recordó al Ejecutivo lo lejos que está de conseguir una mayoría y calificó como "insensatos" a los negociadores del Gobierno, ya que, por ejemplo, el proyecto inicial no incluía impuesto alguno a las iglesias, mientras que la segunda versión proponía gravar con el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) los arrendamientos para cultos que superen los ¢862 mil. "", dijo el congresista evangélico.

Mal manejo

El parlamentario del partido del sol, Eduardo Cruickshank, criticó abiertamente el manejo que ha dado al expediente 20.580 el oficialista y presidente de la comisión de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, Welmer Ramos.

"Inclusive, el presidente de la comisión, perdóneme, pero ha manejado muy mal la comisión. ¡Muy mal, muy mal! Don Víctor (Morales, jefe de fracción del PAC), permítame decirle que si usted hubiera sido el presidente de la comisión, con el manejo que tiene usted, su forma jovial de negociar, le voy a decir que ese texto sustitutivo hubiera pasado hace rato", manifestó el diputado limonense.

El principal señalamiento de Cruickshank es que Ramos publicó en sus redes sociales que las solicitudes de la Restauración Nacional son "innegociables", mientras el partido que este representa tiene cuatro integrantes menos en el Congreso.

Su compañera de bancada, Ivonne Acuña, y el jefe de fracción del PUSC, Erwen Masís, sugirieron que el oficialismo podría sustituir al presidente del foro a través de permutas en los momentos más complicados de la negociación.

Crédito de fotografías: Casa Presidencial.