No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

​Directivo suspendido de BCR afirma que Bolaños quería usarlo para no pagar crédito

​Alberto Raven comunicó a Junta Directiva sobre audio donde supuestamente el empresario pretendía convencer a subgerente para que aceptara violación de secreto bancario

El directivo suspendido del Banco de Costa Rica (BCR), Alberto Raven, aseguró que el empresario Juan Carlos Bolaños quiso usarlo de chivo expiatorio para no pagar el millonario crédito concedido a la empresa Sinocem para la importación de cemento chino.

Durante la comparecencia que rindió este martes ante la comisión legislativa que investiga el caso, el abogado dio detalles del audio donde supuestamente el importador intentaba convencer a un subgerente de la entidad para que admitiera violación del secreto bancario, poder demandar a la institución y esquivar el pago de los $20 millones prestados.

Raven relató cómo se enteró de la existencia de la grabación, donde se le mencionaba por presuntamente haber filtrado información sobre el crédito bancario de Sinocem.

El directivo suspendido indicó que el subgerente que aparece en el audio, Guillermo Quesada, insistió en comunicarse con él para mostrarle el archivo. Ante este hecho se preocupó porque estaba siendo aludido y por la grave afectación que tendría para el BCR los planes que se articulaban en el mismo.

Ante esta situación le pidió a la también integrante del órgano colegiado del Banco, Evita Arguedas, que escuchara la grabación para poder llevar el tema a la Junta Directiva para contar con mayor credibilidad.

Raven aseguró que cuando relató los hechos solo dos compañeros se mostraron preocupados: Mónica Segnini y Francisco Molina.

El audio, que se habría grabado en un hangar del empresario en el aeropuerto Tobías Bolaños, forma parte de la investigación que lleva a cabo la Fiscalía sobre el caso del cemento chino.

Cambio en el acta

El secretario de actas de la junta directiva del BCR, Pablo Villegas, comentó minutos antes frente al mismo foro legislativo que la expresidenta del Banco de Costa Rica, Paola Mora, solicitó la modificación de un acta de junta directiva de la sesión del 26 de abril del 2017 donde se había discutido el crédito otorgado por la entidad a la empresa Sinocem para importar cemento chino.

El cambio era específicamente a una intervención de Raven donde cuestionaba la capacidad de la compañía de Bolaños para pagar el crédito.

El directivo indicó que efectivamente Mora se comunicó con él para plantearle la posibilidad de cambiar el acta debido a que parte de lo expresado había resentido a miembros del comité de créditos.

El recado fue remitido por el entonces gerente general, Mario Barrenechea, quien actualmente descuenta tres meses de prisión preventiva.

El directivo indicó que la única frase en la que hacía referencia al comité de crédito originalmente era donde mencionaba que fueron ellos los que aprobaron el préstamo y que en otras circunstancias no lo hubiera hecho.

Raven accedió a la modificación sujeto a revisión por su parte. Días después de la llamada telefónica, ya que se encontraba en el extranjero, el abogado recibió al correo electrónico dos opciones de la cual optó por la que respetaba el espíritu de su intervención.

El directivo indicó que posteriormente revisó con calma el intercambio y se percató que la comunicación surgió después del 26 de abril cuando el acta ya estaba en firme, por lo que se comunicó con la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF) sobre la legalidad de cambiar el documento posterior a la aprobación.