No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Por irregularidades en crédito de $5 millones a Bolaños, Fiscalía allana Banco Popular

Tres funcionarios del Banco Popular y dos gerentes de SINOCEM figuran entre detenidos. Pendiente captura de sexta persona

La falta de garantías y otras irregularidades en el otorgamiento de un préstamo de $5 millones del Banco Popular y de Desarrollo Comunal al empresario importador del cemento chino, Juan Carlos Bolaños, motivaron al Ministerio Público a allanar la mañana de este miércoles cuatro agencias de entidad bancaria y a detener a cinco personas, mientras que una sexta está pendiente de ser capturada.

Emilia Navas, fiscala general, detalló que los detenidos son un sujeto de apellido Rojas (gerente de SINOCEM, empresa propiedad de Bolaños), un abogado de apellidos Cortés Zúñiga (representante de la compañía), un ejecutivo de negocios del Banco Popular de apellidos Gómez Barrantes (además investigado por supuestamente comercializar con el cemento chino), un analista de crédito de apellidos Bogantes Brenes y el director de Banca Comercial y miembro del Comité Gerencial de Crédito apellidado Alpizar Hidalgo.

Además hay una sexta persona pendiente de captura de apellidos Delgado Negrini, quien es jefe de la División de Banca Institucional Corporativa.

A ellos se les investiga por el delito de peculado. En la causa también será indagado el imputado Bolaños Rojas, quien descuenta seis meses de prisión preventiva.

Según explicó la jefa del Ministerio Público, en la aprobación se se obviaron trámites para asegurar que el crédito fuera pagado. También confirmó que, hasta el momento, no se vincula a ningún alto mando de la gerencia en la investigación, aunque sí adelantó que otro número no determinado de personas figuran como imputadas del caso, pero que por las particularidades de sus responsabilidades serán únicamente indagadas.

“En resumen, este caso consiste en determinar si el otorgamiento de un crédito a la empresa Grupo JCB del Banco Popular por cinco millones de dólares, en donde el banco autoriza una línea de crédito por ese monto sin hacer el análisis de capacidad de pago, del plan de inversión y de las garantías”, señaló Navas Aparicio.

La fiscala agregó: “La empresa justificó que el dinero se usaría para la importación de cemento chino, pero otorgó como prueba los DUA (Único Aduanero) en los que también justificó el otorgamiento de un crédito del Banco de Costa Rica (BCR)”.

Adicionalmente, la entidad bancaria otorgó un refinanciamiento por otros $5 millones a pesar de que el préstamo anterior permanecía en mora y a que existían alertas para detener el trámite, de acuerdo con la declaración de la fiscala general.

Las diligencias, iniciadas a las 6:00 a.m., incluyeron el allanamiento de tres casas de habitación en Grecia y una en La Unión, así como la Agencia Naviera Transmares en Escazú y la Agencia Aduanal Aeromar en Colima de Tibás; y la sucursal de barrio Escalante del Banco Improsa.

Con las acciones operativas se pretende recabar pruebas como expedientes bancarios, documentación general y dispositivos electrónicos para extraer información que pueda incorporarse en la investigación del caso conocido como "cemento chino", según detalló la Fiscalía General de la República.

Específicamente en la agencia aduanera se pretendía localizar el detalle de la importación del producto para la construcción, mientras que en la naviera se deseaba determinar información sobre los buques que trajeron al país 40 mil toneladas de cemento chino.

El escándalo del cemento chino tiene que ver con la aprobación de más de $30 millones en créditos a Bolaños Rojas por parte de la banca pública a través de una supuesta red de tráfico de influencias entre miembros de los tres Poderes de la República.

Actualmente, Bolaños Rojas descuenta prisión preventiva acusado de tráfico de influencias y peculado.