No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Juez ​interino suspende sanción emitida por Corte a magistrada Doris Arias

Funcionaria defiende su actuación en desestimación de caso del cemento chino

Un juez interino del Tribunal Contencioso Administrativo frenó la sanción de dos meses de suspensión sin goce de salario que impuso la Corte Plena a la magistrada Doris Arias, presidenta de la Sala Tercera.

Así lo ordenó la mañana de este miércoles Alcevith Godinez Prado, un técnico judicial ascendido interinamente como juez contencioso, quien resolvió una medida cautelar provisional que presentó en horas de la madrugada la magistrada, la cual se tramita bajo el expediente 18-5868-1027-CA.

Según supo AmeliaRueda.com, el juez concedió la medida y otorgó audiencia al Estado, quien por medio de la Procuraduría General de la República, deberá referirse al asunto.

Arias fue sancionada por dos meses sin goce de salario el lunes pasado, luego de que la Corte determinó que incurrió en una falta grave en la desestimación de una denuncia contra los exdiputados Otto Guevara y Víctor Morales Zapata, por presunto tráfico de influencias.

Lea: Corte da marcha atrás con leve sanción a magistrados de Sala Tercera y acuerda suspenderlos

Además de ella, fueron suspendido los magistrados Carlos Chinchilla, Jesús Ramírez y María Elena Gómez (suplente). En el caso de Chinchilla no le aplica, pues se acogió a la jubilación antes de que la Corte decidiera suspenderlos.

Magistrada defiende su actuación

Este miércoles, en un comunicado de prensa Arias, y la magistrada suplente María Elena Gómez Cortés, defendieron su accionar en la desestimación de la causa vinculada al caso del cemento chino en el que figuraban los exdiputados Guevara y Zapata pro tráfico de influencias.

Destacan que al resolver el expediente el análisis de la decisión basó estrictamente en el conocimiento técnico. "En nuestro razonamiento nunca mediaron, median, ni mediarán intereses políticos ni de ninguna otra naturaleza".

Además, enfatizan que la decisión está debidamente fundamentada: "La desestimación se decretó por atipicidad, es decir, que los hechos que se investigaron no son delito y a esa conclusión se llegó con una valoración legal".

El acto de suspensión que ordenó el juez contencioso se da a pesar de que los magistrados sancionados ni siquiera han sido notificados por la Corte sobre lo resuelto.