No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Madres que amamantan deben evitar la marihuana, afirman pediatras de EE.UU.

​El tetrahidrocannabinol, el principal ingrediente psicoactivo en la cannabis se puede detectar en la leche materna hasta seis días después de su consumo

Aunque todavía no se conocen las consecuencias, las madres que amamantan a sus hijos deben evitar consumir marihuana debido a que las huellas de este producto pueden aparecer en la leche materna, advierte un estudio de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, siglas en inglés).

El tetrahidrocannabinol, o THC, que es el principal ingrediente psicoactivo del cannabis, es detectable en la leche materna hasta seis días después de su uso, explica el análisis publicado este lunes por la revista Pediatrics.

El estudio encontró que el tetrahidrocannabinol aparecía en el 63% de las 54 muestras de leche materna de mujeres que dijeron haber usado marihuana antes de extraerla.

Debido a ello es que la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda a las mujeres evitar el medicamento por completo cuando están embarazadas o amamantando.

"El hecho de que la marihuana sea legal en muchos estados puede dar la impresión de que la droga es inofensiva durante el embarazo, especialmente con historias circulando en las redes sociales sobre efectos en las náuseas", dijo la presidenta de A.A.P. del Comité de Uso y Prevención de Sustancias, Sheryl A. Ryan.

Lea: “Es una discusión que se está dando ya y eso yo lo veo más cerca”, afirma ministra de Salud sobre cannabis medicinal.

Según los expertos, se necesitan más investigaciones para que los médicos puedan brindar asesoramiento basado en evidencia.

Actualmente, las investigaciones sobre los efectos potenciales de la marihuana se han vuelto particularmente relevantes a medida que se ha ido legalizando en los diferentes países. Hoy en día, el uso recreativo es legal en nueve estados de Estados Unidos y, 30 ya permite algún tipo de uso médico.

En Costa Rica, la Ley N.° 8204 sobre estupefacientes y sustancias psicotrópicas, prohíbe y castiga con hasta 15 años de prisión, la elaboración, extracción, cultivo, almacenamiento y venta de marihuana o sus derivados siempre y cuando no se cuente con autorización legal.