No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Opuestos a reforma fiscal, sindicatos anuncian huelga nacional el próximo 25 de junio

Organizaciones amenazan con una importante paralización de las instituciones públicos y centros de estudio

Una nueva medida de presión contra la reforma fiscal por parte de los sindicatos tendrá lugar el próximo 25 de junio cuando se lleve a cabo una huelga a nivel nacional.

Las organizaciones de trabajadores anunciaron este jueves el movimiento, el cual no solo se concentrará en San José sino también en diferentes puntos del país.

El secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), Albino Vargas, aseguró que el objetivo es que "Costa Rica amanezca cerrada el lunes (de la huelga)".

La representante del Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (Bussco), Martha Rodríguez, explicó que se trata de múltiples manifestaciones para ejercer presión de manera regionalizada.

"En este caso, nosotros sí tendremos en diferentes puntos del país varias manifestaciones y tendrá un impacto nacional. En esta ocasión, no lo haremos exclusivamente en San José, sino que como parte de las medidas acordadas por el movimiento sindical estaremos tomando acciones en todo el país", manifestó la sindicalista.

Rodríguez señaló que los servicios esenciales no se verán afectados, no obstante, amenazaron con una importante paralización de las instituciones.

Vargas pidió a los padres de familia no enviar a sus hijos a los centros educativos así como a quienes tienen citas ausentarse de las mismas.

La oposición de los sindicatos a la reforma fiscal que se tramita en el Congreso por medio del expediente 20.580 así como las medidas de contención del gasto anunciadas semanas atrás por el Gobierno llevaron a estas acciones, indicaron las asociaciones gremiales.

El viernes anterior fue la última reunión entre ambas partes, donde las organizaciones de empleados públicos indicaron que el diálogo se cerró en el momento en que se establecieron las decisiones en contra de ellos.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, indicó en ese momento que siempre estarán abiertos al diálogo, sin embargo, este no debe estar supeditado a condiciones como sacar de la discusión los proyectos ya planteados como el expediente 20.580.