No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Solís pide a Procuraduría desechar denuncia contra Canciller porque dice que falsificaron firma

Diputado acudió al OIJ a presentar el caso

El diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, solicitó a la Procuraduría de la Ética Pública (PEP) retirar una denuncia en contra del canciller de la República, Manuel González Sanz, pues afirma que le falsificaron la firma en el documento.

La entidad informó ante una consulta de AmeliaRueda.com que recibieron el legajo vía electrónica a las 10:35 a.m. de este martes bajo el oficio PAC-OSF-021-2018, no obstante, el congresista afirma que él no hizo tal gestión.

"Por la tarde, al ser las 15:53 (del martes), se recibe una contraorden del despacho del diputado Ottón Solís Fallas, desconociendo el oficio recibido en la PEP, por lo que el coordinador del área de la Ética Pública, Ronald Víquez, se comunica con Solís Fallas, a lo que el legislador le indica que esos documentos él no los firmó y que ya interpuso una denuncia ante el Organismo de Investigación Judicial", señaló la Procuraduría mediante el departamento de prensa.

El oficialista confirmó a este medio la situación y aseguró que este miércoles cuatro oficiales del OIJ se presentaron a su despacho para recabar la información respectiva.

Solís, quien se mostró molesto por el hecho, negó de manera rotunda que haya enviado la denuncia e indicó que se trata de una situación muy grave que deben resolver las autoridades.

Sobre la denuncia

El documento que recibió la PEP, del cual tiene copia AmeliaRueda.com, acusa al canciller de la República de faltar al deber de probidad en el concurso público para llenar espacios vacíos en el Servicio Exterior, el cual denomina el propio González como nombramientos en comisión.

La misiva cuenta con sellos de la Asamblea Legislativa y el escudo de Costa Rica, así como la firma de Solís junto a la del diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), Rolando González Ulloa.

El martes se llamó al diputado oficialista para ampliar la información sobre la denuncia, y en ese momento aseveró que él no la había enviado nunca y que podría tratarse de un caso de falsificación de firmas.

"Ayer cuando usted me llama le digo a mi asistente que me llamó un periodista. Entonces se mandó nota una nota a la Procuraduría. Luego me llama el procurador de la Ética y le digo que no ha salido de mí (...) lleva un consecutivo malo mío, pero sí con todo lo mío, hasta las expresiones que uso. Eso es una cosa terrible", manifestó Solís este miércoles.

AmeliaRueda.com solicitó copia de la denuncia presentada ante el OIJ, sin embargo, el congresista no quiso compartirla.

El oficialista además indicó que no tiene idea de quién pudo haber remitido el correo electrónico que llegó a la Procuraduría. Por su parte, la institución indicó que el artículo 8 de la Ley contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito y los 10, 18 y 24 de su Reglamento impiden facilitar nombres de los denunciantes por encontrarse protegidos por confidencialidad legal.

A finales del año anterior, el diputado había remitido una primera denuncia sobre este tema a la PEP, sin embargo, esta no la admitió. El legislador indicó que en ese momento decidió desistir del caso y que no trabajó más en este.

Consultado al respecto, el diputado del PLN -quien aparece también como firmante en el documento que recibió la Procuraduría este martes- comentó que estaba preparando el texto en conjunto con el despacho de Solís, sin embargo, el que se presentó no es el que se estaba redactando.

"Existe un proceso de investigación desarrollado en mi despacho que permite preparar una denuncia contra el Ministerio de Relaciones Exteriores por eventual violación al deber de probidad. El trabajo está prácticamente concluido pero no se ha presentado", manifestó González Ulloa.

Solís contrarrestó esa versión e insistió que él no continuó con el caso pues no le gusta desgastar a las instituciones públicas y ya la Procuraduría se había pronunciado.

El diputado verdiblanco indicó que se enteró del hecho luego de que personal de la oficina del legislador oficialista verificara si ellos habían sido quienes remitieron el documento a la Procuraduría, situación que no ocurrió, según su versión.

"Me he enterado que se acreditó una denuncia similar, pero incompleta, utilizando irregular la firma de ambos diputados. Por ese emotivo hay una investigación en proceso para determinar quién lo envió y cómo se llega al delito tan grave como suplantar la firma de dos diputados", declaró el liberacionista.

González Ulloa señaló que considera que ya la investigación de los nombramientos en el Ministerio de Relaciones Exteriores está lista para presentarse, sin embargo, como es un trabajo en conjunto requiere de la venia del despacho de Solís Fallas. El verdiblanco no descarta seguir con el proceso en paralelo con la denuncia presentada ante el OIJ por presunta falsedad ideológica.

Durante la actual administración se han llenado cupos vacantes en el Servicio Exterior con más de 60 nombramientos por concurso público, procedimiento mediante el cual se recibieron más de 300 currículos en un primer momento que pasaron por un filtro para poder ser seleccionados.

El uso de esta mecánica responde a la carencia de diplomáticos de carrera que tiene el país, la cual se estima en unas 80 plazas, según indicó la Cancillería en noviembre del año pasado.