No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

ADN y registros dentales ayudarán a identificar víctimas de accidente aéreo

​OIJ confirmó deceso de dos familias de apellidos Steinberg y Weiss

Mediante pruebas de ADN y odontología forense, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) pretende identificar a las víctimas del accidente aéreo ocurrido este domingo en Guanacaste.

El director interino de la institución, Michael Soto, indicó que los cuerpos fueron hallados calcinados, por lo que se dificulta la labor.

"La técnica tradicional sería el ADN, método que es complicado cuando hay cuerpos quemados, sin embargo, se intentará por ese método. También se va a recurrir a la odontología forense con algunos registros dentales que se nos están haciendo llegar de algunas de las víctimas a Patología Forense pues para tratar de identificarlos por algunas de esas dos rutas. No estamos descartando ninguna de las dos en este momento, pues las condiciones se harán con detalle mañana 2 de enero", indicó el funcionario.

El OIJ confirmó que la lista de víctimas está compuesta por los esposos Bruce e Irene Steinberg, y sus hijos Matthew Benjamin de 13 años, William Aaron de 18 y Zachary Justin de 19. Otra de las familias es la compuesta por los médicos Leslie y Mitchell Weiss, junto con sus dos hijos Ari Moses de 16 años y Hannah de 19 años. Finalmente, la décima pasajera era Amanda Rae Geissler de 33 años.

Los pilotos que manejaban la aeronave de Nature Air TI-BEI eran Emma Ramos Calderón y Juan Manuel Retana Chinchilla.

"Se continúa con el trabajo en el lugar de los hechos, buscando restos de la nave para establecer qué provocó el accidente. Los cuerpos fueron levantados a las 4:00 a.m. (de este lunes) y llevados a la Morgue Judicial en San Joaquín de Flores", indicó Soto.

Autoridades adelantaron que el proceso de identificación de cada uno de los cuerpos no es rápido ni sencillo y se extenderá más allá de este lunes.

Por el momento, el OIJ maneja dos hipótesis de lo sucedido: alguna situación climática o un desperfecto mecánico, sin embargo, aclararon que no existen certeza de las circunstancias.