No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Sin haber cumplido con pago de ¢15 millones, alcalde de Limón regresa a su cargo tras suspensión

​La cifra que se le cobra al jerarca Néstor Mattis se desprende de una rebaja del 10 por ciento a pagar al contratista por la alteración irregular de la contratación 

El alcalde de Limón, Néstor Mattis Williams, culminó el pasado 12 de octubre una sanción que lo mantuvo alejado de su cargo en la Municipalidad de Limón por un mes, luego de que la Contraloría General de la República (CGR) lo encontró civilmente responsable de la emisión de dos resoluciones que alteraron una contratación y ordenaron un pago en favor de un contratista.

Debido a lo anterior, el órgano auxiliar de la Asamblea Legislativa mantiene abierto desde inicios de agosto un cobro contra el funcionario por ¢15 millones, los cuales hasta la fecha no han sido cancelados.

Lea: Suspenden por un mes sin goce de salario a alcalde de Limón por alterar contratación y ordenar pago a contratista.

"En atención a su consulta en cuanto a la ejecución de la suspensión, la misma fue efectiva según comunicación hecha por el Ayuntamiento a esta Contraloría. En cuanto al pago de la responsabilidad civil no hay registro de que al día de hoy el señor Néstor Mattis Williams haya pagado", indicó la oficina de prensa de la entidad, la cual agregó que por tratarse de proceso monitorio, por lo que no tiene un plazo establecido de plazo.

La cifra que se le cobra al jerarca caribeño se desprende de una rebaja del 10 por ciento a pagar al contratista, a partir de las modificaciones unilaterales e irregulares que plantearon las resoluciones n.° AML-1604-2013 y 0021-10-2014, en la contratación n.° 2012CD-000305-01PM, de la cual se conoce que las alteraciones fueron por un monto de ¢76 millones la primera y de ¢73,8 millones la segunda.

Por el caso, Mattis también debió separarse de su puesto desde el 3 de setiembre hasta el pasado viernes con carácter "auto implicativo", o sea, que el funcionario no podrá oponerse al castigo, a partir de la resolución 1932-2018, que quedó en firme el pasado 7 de agosto, de acuerdo con información disponible en el Sistema de Registro de Sancionados (Sirsa).

En el ínterin de su sanción, la Fiscalía General de la República allanó la vivienda del funcionario, las oficinas del municipio limonense y la casa de habitación de un ingeniero como parte de las investigaciones contra ambos supuesta malversación de fondos en dos obras contratadas por el Gobierno Local.

La sanción disciplinaria que recién afrontó el alcalde es la quinta en su expediente.

Fue el 21 de febrero de 2012, cuando la Contraloría amonestó por primera vez a Mattis, en aquella ocasión por escrito.

El 22 de setiembre de 2015, Mattis fue suspendido ocho días del cargo por primera ocasión. Poco menos de un mes más tarde, el ente contralor lo volvió a separar, pero en esa ocasión fue por 20 días; caso que permanece en la vía judicial.

Para el 3 de mayo de 2017, el funcionario fue suspendido por tercera ocasión, de nuevo en un plazo de ocho días. En esa ocasión, la sanción se debió a que Mattis aprobó una factura por ¢1.3 millones que gastaron miembros del Concejo Municipal en un almuerzo.

Lea: Aprobar un almuerzo por ¢1,3 millones causó suspensión por ocho días a alcalde de Limón.

En ese caso, el alcalde debió devolver la totalidad del dinero, pues se le encontró como responsable civil.

Mattis fue reelecto como alcalde en las elecciones de febrero del 2016, esta vez por el Partido Auténtico Limonense (PAL), tras salir del Partido Liberación Nacional (PLN).