No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Desaceleración económica y crisis en Nicaragua traerán escenario económico negativo para el país

​Expertos insisten en urgencia de reforma fiscal

La desaceleración económica y la crisis en Nicaragua son dos combinaciones nada buenas para Costa Rica. Estos dos factores podrían empujar aún más al país a una situación fiscal complicada para el 2019.

Esta fue parte de las posiciones que compartieron este martes en el programa Nuestra Voz tres economistas que analizaron el Programa Macroeconómico presentado este lunes por el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

El exviceministro de Hacienda, Fernando Rodríguez, indicó que, aunque ya la entidad está reflejando en sus proyecciones la difícil situación que vive el país vecino, está siendo modesto en los efectos reales que ya está causando y que podría agudizar en la economía regional.

"La situación de Nicaragua, como es relativamente reciente, tal vez en las estimaciones el Banco Central todavía no las está capturando de forma completa. Además, si se extiende va a seguir afectado el crecimiento y yo creo que eso podría perjudicarnos aún más. Nos está cerrando en términos físicos la frontera comercial norte y con eso nos está creando dificultades para comercializar productos nuestros con los otros cuatro países de Centroamérica", señaló el experto.

Lea: Comisión legislativa rechaza texto sustitutivo del plan fiscal presentado por Gobierno.

El analista económico, Gerardo Corrales, añadió que es la primera vez que el BCCR toma en consideración este factor externo en específico, por lo que hay que prestarle atención.

Sobre la desaceleración que experimenta la economía costarricense, el exbanquero puntualizó en que es una de las principales problemáticas que arroja el reciente programa macroeconómico.

"El Banco Central reconoce que la evidencia del primer semestre del 2018 confirma una desaceleración económica general. Eso nos lleva a revisar a la baja la tasa de crecimiento de la producción. A inicios de año suponían una tasa de crecimiento del 3.6 por ciento y ahora lo que están previendo para el 2018 es 3.2", explicó Corrales, quien complementó diciendo que para el 2019 se proyectaba un 3.9 por ciento y se está bajando al 3.4 por ciento.

En la misma línea, el economista José Luis Arce expuso que los factores señalados por el BCCR muestran una coyuntura fiscal complicada, sin embargo, a su criterio, la entidad está siendo conservadora en cuanto a los verdaderos efectos que podría tener el país si no se aprueba una reforma tributaria integral en el Congreso lo más pronto posible.

"Ciertamente el Banco Central en el escenario del 2019 está partiendo de uno pesimista que consiste en hacer proyecciones sin ajuste fiscal, pero yo me temo que esas proyecciones más bien lucen optimistas. Creo que un 2019 sin ajuste sería una tanto más complicado que el que está planteando el Banco Central porque resulta poco creíble pensar que con un déficit de más del siete por ciento del PIB, sin financiamiento externo, esta economía pueda aumentar su ritmo de crecimiento el año entrante", manifestó el experto.

Lea: Gobierno promete recuperar ¢50 mil millones este año con 10 medidas contra evasión fiscal.

A su llamado se unieron los otros dos panelistas quienes insistieron en que sin una reforma tributaria integral el país se arriesga a caer en una crisis como la que experimentó en la década de los 80.

El BCCR presentó un incremento en el déficit del Gobierno pasando de 7,1 a 7,2 por ciento para este año, así como una deuda del 53,8 por ciento de la producción.

Los analistas coincidieron en que Costa Rica debe hacer los ajustes necesarios antes que el endeudamiento sea insostenible y que organismos internacionales planteen programas intervencionistas para hacer pagar al país sus compromisos económicos externos.