No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Exsiamés Samuel sigue camino de su hermano y saldrá de cuidados intensivos este viernes

​Doctores implementarán plan de atención para ambos menores

A un mes de haber superado la cirugía de separación de cráneos con su hermano, Samuel Núñez Badilla saldrá este viernes en horas de la tarde de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Nacional de Niños (HNN).

Al menor se le trasladará a un cuarto individual que estará ubicado cerca de su hermano, Ezequiel Núñez Badilla, quien ya había salido de cuidados intensivos, y ahora ambos podrán contar con la visita de sus padres en cualquier momento, según reportó en conferencia de prensa la directora de dicho centro de salud, Olga Arguedas.

Samuel fue quien más dificultades presentó luego de la cirugía en que lo separaron de su hermano. Una infección le provocó fiebre en el cuerpo, no podía respirar por sí mismo, sino que necesitaba el apoyo de un ventilador mecánico. También tenía problemas para ingerir alimentación y tuvo varias crisis convulsivas.

No obstante, mostró mejoría en todos los puntos mencionados, razón por la cual los médicos tomaron la decisión de cambiarlo de la unidad donde estaba.

Plan de manejo

Como ambos van a estar fuera de la unidad de cuidados intensivos, este viernes por la mañana se reunió el equipo interdisciplinario que está a cargo de los hermanos para crear y analizar el plan de manejo que les implementarán a los menores.

La estrategia que seguirán con Samuel estará enfocada en el control de las crisis convulsivas, reducción de medicamentos, intensificar la terapia de rehabilitación y nutrirlo mejor para que sus órganos tengan estimulación.

Con respecto a Ezequiel, las medidas que implementarán los médicos están dirigidas a las cirugías de reconstrucción porque, según explicó la directora del HNN, al menor le falta una porción importante de huesos y piel en su cabeza.

De hecho, en el proceso de recuperación se tuvieron que insertar materiales auxiliares para cerrar el cráneo, también incurrieron en el injerto de piel para proteger el área.

Ambos menores continúan con ejercicios de fisioterapia para recuperar la funcionalidad de las articulaciones.

Proceso de recuperación

A pesar de que los exsiameses han mostrado mejorías en sus condiciones y reportan estabilidad, los médicos aún mantienen la alerta porque aseguran que aún existe el "miedo de perderlos".

Los avances que lograron Samuel y Ezequiel en este primer mes separados, representan un 10 por ciento de la recuperación total, según el jefe de Neurocirugía, Juan José Segura.

Como esta es la primera vez en el país que se realiza una operación de separación de cráneos, los médicos no tienen una idea de cómo o cuándo presentarán mejorías los pacientes, de modo que no pueden emitir un criterio de cuándo estarán recuperados al cien por ciento.

No obstante, si saben que ambos estarán internados por "muchos" meses más.

Samuel y Ezequiel nacieron unidos por la cabeza en diciembre de 2015 y superaron con éxito la cirugía de separación de cráneos a que se les sometió el 23 de febrero en el HNN.

Los menores resistieron durante casi 19 horas en la sala de operaciones mientras se realizaba el proceso.

Fotografía obtenida del Facebook de Evelyn Badilla