No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%

Más datos

aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

​El presidente Carlos Alvarado aseguró que impulsará este producto para reactivar la economía, impactada por el Covid-19.

Gobierno impulsará cultivo de cáñamo, variedad del cannabis, para reactivar economía

​El presidente Carlos Alvarado aseguró que impulsará este producto para reactivar la economía, impactada por el Covid-19.

Costa Rica impulsará el cultivo de cáñamo —una variedad del cannabis— para reactivar la economía como una de las medidas para mitigar el impacto de la crisis generada por la pandemia de Covid-19.

“Impulsaremos el cultivo del cáñamo para reactivar el sector productivo, con todas las garantías y seguridad del caso”, dijo el presidente durante su informe de labores frente a la Asamblea Legislativa, este 4 de mayo.

El cáñamo es el nombre que se le da a las variedades de cannabis que se utilizan para industrias y alimentos. Estas variedades contienen una menor cantidad del psicoactivo tetrahidrocannabinol (THC) y son diferentes a la planta de la marihuana.

Lea: Proyecto de ley que pretende legalizar marihuana con fines medicinales llega a comisión legislativa

Esta sería la primera vez que el gobierno impulse explícitamente la producción de este cultivo, el cual sería una de las medidas impulsadas por el gobierno para reactivar la economía luego del impacto del Covid-19.

El Banco Central anunció el pasado 24 de abril que espera la peor contracción económica desde los años 80, ya que prevé una caída de -3,6%.

Proyecto de ley

Actualmente existe un proyecto de ley en la Asamblea Legislativa —presentado por la diputada Zoila Volio— enfocado en regular la producción del cáñamo y el cannabis para fines medicinales e industriales. Este proyecto también cuenta con las firmas de los diputados Roberto Thompson, Paola Vega y Karine Niño. Este proyecto no permitiría el consumo recreativo del cannabis.

“El Proyecto 21.388 busca aportar a la calidad de vida de pacientes con ciertas afecciones, crear empleos, aportar al fisco, diversificar el agro, y fortalecer nuestro talento en tecnología”, dijo Volio a través de sus redes sociales el 23 de abril.

Según dice el proyecto de ley, su objeto es “regular los mecanismos de plantación, cultivo, cosecha, producción, elaboración, almacenamiento, distribución, industrialización, comercialización y exportación de las plantas de Cannabis Sativa L y sus variedades y la planta de Cáñamo o Cáñamo Industrial”.

El proyecto también se enfoca en promover la exportación del cultivo o productos derivados de esta planta, como aceites, telas, comida, material de construcción y cuerdas.

Este además crearía licencias sanitarias para la venta de medicamentos a partir de este cultivo, así como licencias agrícolas para regular el uso de semillas y la plantación del cáñamo.

El presidente Alvarado, sin embargo, no dijo explícitamente si impulsaría la producción de este cultivo a través de este proyecto de ley. Esta medida tampoco figura en su plan de gobierno.

Industria del cannabis

La industria del cáñamo crecería en un 16% entre 2019 y 2023, según un reporte del 2019 realizado por la empresa de análisis de mercado Technavio. Este, sin embargo, fue realizado antes de la crisis económica del Covid-19.

La industria del cannabis representa un mercado de 1.000 millones de personas, de las cuales alrededor del 60% está en alguno de los 21 países donde esta actividad es legal y regulada, de acuerdo con el proyecto de ley de Volio.

Lea: Cannabis medicinal en Costa Rica: entre la cura y el prejuicio

Actualmente, el cultivo de marihuana para consumo propio está despenalizado, mientras no se compruebe la venta y distribución del producto.

La mayoría del mercado, sin embargo, está dominado por el narcotráfico: la marihuana es la segunda droga más incautada por la Policía de Control de Drogas después de la cocaína.

La actividad ilegal también genera presiones sobre el medio ambiente. En 2019, el Estado de la Nación reveló que entre 2007 y 2018, autoridades judiciales incautaron 35 hectáreas de marihuana dentro de Áreas Silvestres Protegidas, equivalente a 87 canchas de fútbol.