No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Industria ve muy probable aumento en los precios.

Ministro del MAG sobre crisis de contenedores: no debemos obviar ni descartar el desabastecimiento

De momento, los productores han absorbido el aumento en los costos, pero será inevitable que el alza se traslade a los consumidores

La crisis de contenedores mantiene con preocupación al sector agropecuario debido a que los insumos como alimentos para animales comienzan a dar señales de escasez y el desabastecimiento se coloca como una posibilidad en el futuro cercano.

Ante este escenario, el ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Renato Alvarado, dijo a AmeliaRueda.com que "el desabastecimiento es una cosa que no debemos ni de obviar ni de descartar".

El jerarca señaló que es posible que este año no se sientan los efectos provocados por la crisis de los contenedores; sin embargo, podrían darse inconvenientes a mediano plazo.

“Los productores han hecho esfuerzos muy grandes por mantenerse trabajando, los costos que tienen las materias primas como el maíz y la soya para los concentrados en el caso de la ganadería, o el costo de los fertilizantes y abonos en el caso de la agricultura, generan que los productores hayan tenido que asumir todo ese costo, no es algo que necesariamente se le pasa al consumidor”, explicó Alvarado.

Actualmente, la producción de un kilo de posta de cerdo a un porcicultor le cuesta alrededor de 1.600 colones; sin embargo, a la hora de vender ese mismo kilogramo, la industria se lo recibe entre unos 1.450 a 1.500 colones, lo que quiere decir que ya están trabajando bajo el costo de producción por unos 150 colones por kilo.

Lea:Falta de materia prima refleja crisis de contenedores en Costa Rica, según Cámara de Exportadores

Para la industria agrícola, el incremento se ha dado particularmente en sus insumos (fertilizantes, abonos, incluso maquinaria). Una bolsa de abono ha incrementado su precio hasta en un 60%, en enero de 2021 una empaque de 46 kilos costaba 11.400 colones, para octubre 2021 el precio se duplicó 23.500 colones. Un aumento que por el momento están asumiendo los agricultores.

“Ante estos costos lo que podría pasar es que la situación financiera de los agricultores se estreche y que no tengan cómo pagar sus créditos y sus deudas y empiecen a poder perder sus fincas. Sabemos que están a punto de finalizar sus beneficios y garantía que tuvieron por la pandemia y hay una preocupación de que esas condiciones cambien y los pongan en riesgo”, señaló el ministro.

¿Qué dicen los sectores?

Tanto la Cámara de Porcicultores, la Corporación Ganadera (Corfoga) y la Cámara de Insumos Agropecuarios coinciden en que la crisis los ha golpeado de gran manera, ya sea por la falta de materias primas para producir concentrados, la falta de contenedores y la cantidad de tiempo que tardan en llegar ciertos insumos.

“Cría y doble propósito, la parte de engorde y la parte lechera van a salir muy afectados. El encarecimiento de los granos soya, maíz y demás es un encarecimiento conjunto al de los fletes y además de los problemas logísticos para que llegue. Entonces genera un desabasto interno porque no existe el producto que se logre traer a tiempo y forma, y los productos suben por mera especulación”, comentó el director ejecutivo de Corfoga, Leonardo Murillo.

Además agregó que algunos productores de ganado vacuno se están salvando de la crisis gracias a las prácticas de los bancos forrajeros, que son medidas hechas para ser más amigable con el ambiente y también los ganaderos se preparan para efectos climáticos adversos.

“Hay muchas fincas carbono positivo en Costa Rica y esas son las que se están salvando en alguna medida de la crisis. El banco forrajero es un banco de pasto, es como un ahorro de pasto que se tiene guardado para épocas críticas y cuando no es época crítica el ganado pasta en las hectáreas que le corresponde, siempre rotando para que no se desgaste”, explicó Murillo.

En cuanto al ganado porcino, el desabastecimiento de concentrado es algo que ya han tenido que enfrentar.

“Desde inicios de año lo hemos vivido entre la pandemia y el huracán que afectó EE.UU. resultó en el desabastecimiento de concentrado para alimentar a los animales. Eso se ve en el peso y el tamaño de los cerdos, no son iguales a años anteriores. También pasa con vitaminas y minerales esenciales que los contenedores no llegan o tardan mucho en llegar. Aún no sabemos qué va a pasar, la producción para diciembre está, pero a mediano plazo es todavía muy incierto. Algo que veo seguro es que los precios van a aumentar”, explicó el presidente de la Cámara de Porcicultores, Rómulo Chaves.

Lea:Ante crisis de contenedores, Gobierno propone establecer valores fijos para fletes de mercancías

Por su parte, el presidente de la Cámara de Insumos Agrícolas, Federico Lizano, manifestó que “Hay problemas con los precios y con el desabastecimiento. Son un cúmulo de situaciones mundiales que nos han llegado a afectar. Yo esperaría que no haya un desabastecimiento porque para decir eso significaría que no habría insumos y eso sería gravísimo. Yo no la vería venir, pero a estas alturas nada se puede garantizar, todavía todo es muy incierto”.

Posibles consecuencias

Uno de los efectos que desde la industria no se descarta es que las producciones sean menores, entonces, si un agricultor sembraba 10 hectáreas, comenzará a sembrar solo la mitad porque es la producción que puede financiar.

“Es algo muy probable que lo que va a generar es que disminuya la cantidad del producto en el mercado y por lo tanto una tendencia al aumento del precio. Y si se continúa así, eventualmente podría haber un desabastecimiento”, comentó el ministro.

Ante esta crisis, el ministro recomienda a la población: “Compre y use lo que Costa Rica produce. Los consumidores deberían de buscar comprar en mercados locales, carnicerías, ferias del agricultor que la gran mayoría les paga precios más justos a los productores que lo que les dan los grandes comerciantes”.

De momento, no hay una solución pronta para esta crisis por parte del Gobierno y aseguran que mantienen conversaciones constantes, pero al ser una crisis global es poco lo que se puede hacer.