Reinicio de lecciones con portones cerrados y seguridad privada en Liceo de Costa Rica tras amenaza a estudiantes

Vigilancia y precauciónLecciones fueron suspendidas la semana pasada por orden del MEP

Oficiales de seguridad privada y portones cerrados (pese a que tenerlos abiertos era unos de los emblemas de la institución) procuran garantizar la seguridad de los estudiantes del Liceo de Costa Rica que este lunes reinician clases.

Las lecciones fueron suspendidas la semana pasada (del 5 al 9 de marzo) por el Ministerio de Educación Pública (MEP) luego de que los alumnos denunciaran que eran víctimas de amenazas a raíz de la muerte de Sebastián Díaz-quien cursaba el sétimo año- arrollado por el tren el 28 de febrero justo al frente de la institución. Familiares del menor sostienen que este era víctima de bullying y de que fue coaccionado para saltar a las vías del tren, aunque una ivestigación preliminar del Organismo de Investigación Judicial descartó esa hipótesis.

Las medidas se tomaron como acciones concretas para resguardar a los menores que estudian en dicho centro educativo. Según confirmó el director del centro educativo, Marco Vinicio Naranjo. "Vamos a hacer ese abordaje de tratar de que los portones permanezcan el mayor tiempo cerrados para brindar a nuestros estudiantes la seguridad que ellos ameritan", manifestó.

Como el centro educativo está divido por un bulevar, y en ocasiones los colegiales deben cruzarlo para asistir a clases, las rejas se abrirán únicamente cuando se haya cambio de horario; y para velar que a los jóvenes no les pase nada o no se escapen de las clases, se contrató seguridad privada.

"Ahorita hicimos un trabajo con la Junta Directiva porque contratamos seguridad privada para que nos ayude en este proceso. El presupuesto de nosotros es muy limitado pero por lo menos para ir analizando cómo lo podemos abordar (...). La idea es poder tener en ambos portones más gente", explicó Naranjo.

Las autoridades educativas contrataron el personal se seguridad privada por dos semanas, mientras idean nuevas medidas que les puedan ayudar a velar por la seguridad de los menores.

Padres preocupados

Por su lado, decenas de padres de familia se acercaron al Liceo de Costa Rica preocupados por saber cómo se va a atender y a educar a la población estudiantil sobre el tema del bullying.

Los padres del estudiante Yéremy Rodríguez, Walter Rodríguez e Isabel Garita, le piden a las autoridades educativas que les expliquen a las a los colegiales las consecuencias que deja dicha problemática.

Así también, el padre de un alumno que cursa el sétimo año, Jorge Valverde, le dice específicamente a los profesores y directivos del Liceo de Costa Rica, que den seguimiento a los casos que se detecten de matonismo o violencia estudiantil, de esta manera poder prevenir acciones inadecuadas en los jóvenes.

Para esto, cerca de 25 profesionales en psicología, orientación y personeros del MEP se presentaron este lunes en el recinto para poder acompañar a los profesores de la institución y dar un adecuado abordaje del tema con los estudiantes.

A los grupos se les va a atender de manera individualizada para detectar casos concretos de alumnos que sufran estrés post traumático, luego de la muerte de Sebastián Díaz. Así también, se les preguntará por los sentimientos que tienen luego de este hecho y las necesidades que surgen a raíz del mismo.