No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%
Siga los resultados aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Tiburón martillo.

Tiburón martillo despierta alarma por posible reducción de población, sugieren datos de Incopesca

​En cuestión de tres años, la descarga de tiburón martillo se redujo en 94%. Falta información para conocer la salud de su población

Las poblaciones de tiburón martillo del Pacífico de Costa Rica podrían estar en una situación delicada, según sugieren recientes datos del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca).

La información muestra que, entre 2017 y 2019, la cantidad tiburones martillo descargados en puertos nacionales se desplomó en un 94%. Esto, según biólogos, podría ser una señal de sobrepesca.

AmeliaRueda.com tuvo acceso a los datos de Incopesca, los cuales fueron otorgados formalmente a la organización científica Fins Attached Marine Research and Conservation y al Centro Rescate Especies Marinas Amenazadas (CREMA).

La información sugiere una posible sobrepesca de estos animales, según dijo el biólogo de Fins Attached, Randall Arauz. “Estos datos son muy preocupantes porque son señales de sobrepesca y de que realmente está colapsando la población”, indicó.

Gráfico sobre población de tiburones martillo

Hasta hace una semana, la exportación de tiburón martillo era permitida en Costa Rica, a raíz de un decreto de la administración Solís Rivera en 2016. Esto pese a que las tres especies que habitan el país están amenazadas de extinción.

Dos especies en particular tienen mayor historial de descarga en puertos costarricenses: el tiburón martillo común (Sphyrna lewini) y el tiburón martillo liso (Sphyrna zygaena). En 2014, por ejemplo, se descargaron más de ocho mil cuerpos de este último.

Pero en poco tiempo, la descarga disminuyó drásticamente. Mientras en 2017, Incopesca registró el desembarque de 7.556 cuerpos de tiburón martillo entre ambas especies, para 2019, solo se desembarcaron 448 cuerpos en total.

Los datos, además, muestran que el 86% de los tiburones desembarcados no habían alcanzado la madurez sexual. Esta sería una práctica “grave”, según comunicó el Comité Asesor Científico de Incopesca.

El órgano pidió “el mejoramiento de la inspección pesquera, de tal manera, que no se permita la comercialización de estos tiburones, si no cumplen con la talla de primera madurez sexual”, según señala el Dictamen de Extracción No Perjudicial 2020-2021.

Los tiburones martillo se reproducen lento: pueden tardar entre 15 y 17 años en alcanzar la madurez sexual. Debido a esto, proteger a los individuos jóvenes es clave para la conservación de la especie, explicó Jorge Arturo Jiménez, director de la organización Marviva.

Información incompleta

Los datos de Incopesca arrojan una pista: la población podría estar en riesgo. Pero la información no es suficiente para concluir esto, indicó el biólogo marino de la organización CREMA, Jeffry Madrigal.

La información refleja solamente los tiburones que son capturados y desembarcados en puertos, pero esta no necesariamente es la captura total. Pueden haber tiburones capturados que son desechados antes de llegar al puerto, explicó el experto.

Para conocer el impacto real en la población, los biólogos analizan un dato llamado “captura por unidad de esfuerzo”. Es decir, de cada mil anzuelos lanzados, cuántos tiburones se capturan.

Con esta información, los biólogos podrían analizar si, a lo largo de los años, se han venido capturando menos tiburones. Incopesca, sin embargo, no facilitó esos datos, según muestra el oficio PESJ-338-2020.

La institución aseguró que esta información se otorga con exclusividad a la Comisión Interamericana de Atún Tropical (CIAT). “Es en el seno de esta Comisión donde un grupo de especialistas emiten recomendaciones para el manejo de especies pelágicas o altamente migratorias, las cuales son de carácter vinculante”, señala el oficio.

AmeliaRueda.com contactó al Incopesca para conocer sobre estos datos y la información de desembarque de tiburones, pero tres días hábiles después no hubo respuesta de la oficina de prensa.

Conservación de tiburones

La sobrepesca es una de las principales amenazas para la población de tiburones a nivel mundial. De las ocho especies conocidas, tres habitan aguas de Costa Rica bajo algún grado de amenaza.

Un reciente estudio de la Universidad de Costa Rica (UCR) evidenció el impacto de la pesca en aguas nacionales: la diversidad y cantidad de tiburones disminuye drásticamente en zonas de pesca, pero aumenta en áreas protegidas.

Hasta hace una semana, la exportación de tiburones martillo era permitida en Costa Rica, pese a ser una especie en peligro de extinción. Un decreto de 2016 llevó al Incopesca a categorizarlos como una “especie comercial”.

No obstante, la Sala I derogó este decreto y sus decisiones conexas el pasado 16 de noviembre, por lo que ahora un comité científico deberá decidir si permite la exportación de esta especie.

La captura en el mercado nacional es permitida con ciertas restricciones para el sector palangrero. Una de ellas, por ejemplo, es desembarcar en puertos nacionales con el cuerpo completo del tiburón.

Esto, sin embargo, no siempre sucede. En 2017, el Tribunal Penal de Puntarenas condenó a seis meses de prisión a una empresaria de apellidos Tseng Chang, por el delito de aleteo. Ella descargó aletas de tiburón en el muelle El Carmen de Puntarenas sin estar adheridas naturalmente al cuerpo del animal.

“Costa Rica debe prohibir inmediatamente la captura y retención del tiburón martillo, así como la tenencia y comercialización doméstica de sus partes, si es que el país sinceramente quiere salvar a esta emblemática especie de su inminente extinción”, aseguró Arauz.