No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Tomaremos decisiones más radicales contra bloqueos, anuncia Fuerza Pública

​Ministro de Seguridad responsabilizó a protestantes por ataques contra instalaciones y funcionarios de Recope

"Llamo a las personas a la paz, a la tranquilidad, a que levanten los bloqueos, a que eviten este tipo de circunstancias porque ya esto es una afrenta directa no al Gobierno de la República, es una afrenta directa a la ciudadanía, al pueblo, a las personas. En el daño al poliducto pudo haber muerto cualquier persona, en los disparos en Limón pudo haber muerto cualquier persona... evidentemente soy parte de un grupo de comando para la toma de decisiones. Ya vamos a tomar decisiones más radicales, pero no queremos llegar a la violencia".

De esa manera se refirió le ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, a las acciones que emprenderá la Fuerza Pública para disolver los estratégicos bloqueos que se levantan en los alrededores de los planteles de la Refinería Costarricense de Petróleo (Recope), con el fin de impedir el traslado de combustibles y desencadenar de esa manera un desabastecimiento de localidades de Puntarenas y Guanacaste, las provincias más afectadas hasta el momento.

El jerarca evitó detallar a qué disposiciones se refiere, aunque sí aseguró que en el seno del Centro de Mando de Casa Presidencial se valora una modificación en el actuar policial, que hasta ahora se ha enfocado en negociar el levantamiento de la barricada y, si esta persiste, el uso de la fuerza al mínimo, como ocurrió el sábado en Barranca.

Lea: Bloqueo en Barranca, acción de antimotines, sabotaje en oleoducto de Limón: el sexto día en huelga.

Soto subió el tono de sus declaraciones después de que se presentaran averías en los poliductos en Limón y Alajuela, así como amenazas y ataques contra funcionarios de Recope que decidieron trabajar y no unirse a la huelga convocada por los colectivos Patria Justa y Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (Bussco) semanas atrás.

El ministro responsabilizó directamente a las protestas con las manifestaciones que iniciaron el pasado 10 de setiembre.

"Han visto que hemos tratado de negociar pacíficamente, con calma y con tranquilidad. Eso es lo que hemos estado haciendo. Lamentablemente estamos llegando a un punto complicado. Ya hemos sufrido atentados en contra de personal del Estado, contra instalaciones del Estado, todo con una evidente mano criminal, delictiva total y absolutamente", dijo el jerarca.

"Al hacer una correlación de hechos, lo que ustedes vieron es un ataque cerca del plantel en La Garita donde había una manifestación en estos días e indudablemente lo que se quiere es afectar el plantel de La Garita con este tipo de atentado o sabotaje. Además, las amenazas a funcionarios de Recope donde ya se accionan armas de fuego en su contra que eventualmente podrían causar la muerte de alguien. Nosotros hacemos responsables a las personas de estos movimientos por estos acontecimientos", añadió.

Lea: Alguien que conoce el sistema atacó con premeditación el poliducto de Coyol, asegura Recope.

Crédito de fotografía: Israel Solís.