No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

​Comisión Nacional de Emergencias asiste a más de 700 transportistas en varias comunidades cercanas a la frontera norte.

520 transportistas en Peñas Blancas dependen de ayuda humanitaria por cierre en frontera norte

​Comisión Nacional de Emergencias asiste a más de 700 transportistas en varias comunidades cercanas a la frontera norte.

Al menos 520 transportistas están varados en Peñas Blancas, frontera con Nicaragua. Ellos dependen de la ayuda humanitaria que reciben: dos comidas diarias, duchas improvisadas y suministros de limpieza e higiene.

Costa Rica otorga ayuda humanitaria a más de 700 transportistas varados en ambas fronteras, según informó la Comisión Nacional de Emergencias (CNE). La mayoría de ellos, sin embargo, se encuentra en la frontera norte, donde el gobierno nicaragüense cerró el paso por completo.

Desde hace 9 días, el gobierno nicaragüense cerró su frontera con Costa Rica, en protesta por las restricciones sanitarias impuestas por este país a los traileros, debido a que varios de ellos comenzaron a dar positivo de Covid-19.

Lea: 50 transportistas con Covid-19 durante primeros 10 días de pruebas en fronteras ticas

“En el caso particular de Peñas Blancas, por medio del Comité Municipal de Emergencias, se han organizado 25 voluntarios que suministran comida caliente a los transportistas. Este es de los puntos que tiene mayor concentración de transportistas”, dijo Alexánder Solís, presidente de la CNE.

La CNE instaló 74 “cabañas sanitarias”, el único acceso de los transportistas a duchas y lavatorios. La institución trabaja en cuatro puntos fronterizos: en la frontera sur, Paso Canoas y Sixaola; y en la frontera norte, Tablillas y Peñas Blancas.

“Estos transportistas incluyen hondureños, salvadoreños, nicaragüenses, guatemaltecos, panameños y costarricenses, todos hermanos centroamericanos”, señaló Solís.

Del lado nicaragüense, al menos 942 camiones cargados con mercancías también esperan la apertura de fronteras para ingresar a Costa Rica, según reportó el medio Confidencial, de Nicaragua.

El conflicto

Luego de que un transportistas infectado con Covid-19 generara un brote de casos en Guanacaste, el gobierno de Costa Rica optó por comenzar a tomar pruebas de la enfermedad a estas personas.

Ante el aumento continuo, el Ministerio de Salud impuso una nueva restricción: solo los transportistas que dieran positivo podrían entrar al país. Pero las pruebas toman tiempo, ya que las muestras se deben traer hasta San José, ante la falta de infraestructura médica en la zona fronteriza.

Para evitar las largas esperas y la acumulación, el gobierno habilitó otras opciones: hacer “relevos” de mercancía en la frontera con traileros ticos o, en el caso de viajar de frontera a frontera, hacerlo sin necesidad de una prueba pero con escolta policial.

Lea: Espera por resultados de pruebas COVID-19 en frontera podría generar desabasto, dicen transportistas

Estas medidas generaron descontento en muchos sectores: el gremio de los traileros realizó bloqueos en la frontera con Panamá, la Cámara de Comercio pidió levantar la medida y el gobierno de Nicaragua cerró su frontera en forma de protesta.

Pero los contagios siguieron: en los primeros 10 días de restricciones sanitarias en la frontera, al menos 50 transportistas dieron positivo por Covid-19, según informó el Ministerio de Salud.

Lea: Ortega llama a Costa Rica a levantar restricciones a transportistas y retomar comercio

La ministra de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez, por su parte, aseguró el pasado 19 de mayo que “no hubiésemos deseado” tomar esta medida pero aseguró que, debido a la pandemia, se hace necesaria.

“Esta pandemia es inédita. Nunca en la historia de la unión aduanera de nuestro país se ha visto algo similar. Por esta razón, nuestras medidas han sido extraordinarias. No son medidas usuales. No son medidas que hubiésemos deseado pero son medidas a la altura de las circunstancias”, dijo Jiménez.

El Ministerio de Hacienda anunció que comenzará a implementar un “plan piloto” para permitir un mejor flujo de transportistas, mientras se vela por los protocolos de higiene al mismo tiempo. Entretanto, la crisis humanitaria sigue en las fronteras para estas personas.