Corte libra de castigo severo a magistrados que desestimaron caso del cemento chino y acuerda solo amonestarlos por escrito

Resolución​Altos jueces sesionaron este miércoles para resolver denuncia contra sus compañeros

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Chinchilla, así como otros tres magistrados de la Sala Tercera, fueron librados de una sanción severa y solo serán amonestados por escrito a raíz de la desestimación de una causa penal contra los exdiputados Otto Guevara y Víctor Morales Zapata, por presunto tráfico de influencias en el caso del cemento chino.

Así lo resolvió este miércoles la Corte Plena en una sesión extraordinaria que se llevó a cabo a puerta cerrada por ser un asunto disciplinario.

Además de Chinchilla, quienes recibirán una amonestación son: Doris Arias, presidenta de la Sala Tercera, Jesús Ramírez y María Elena Gómez (magistrada suplente).

Fuentes de AmeliaRueda.com indicaron que ocho magistrados votaron por que se les aplicara una sanción más fuerte, pues consideraron que sus compañeros incurrieron en una falta gravísima; sin embargo, 14 magistrados concluyeron que se trató de una falta menos leve, por lo que se debía decidir si solo ameritaba una amonestación o una suspensión.

Posteriormente, se hizo otra votación, pero solo 12 votaron por suspenderlos. Se requerían 15 votos para aplicar una suspensión.

Lea más:Corte abre causa a magistrados de la Sala III que desestimaron caso del cemento

A los cuatro magistrados la Corte Plena acordó abrirles la causa disciplinaria el pasado 6 de diciembre, a raíz de una queja interpuesta el 30 de octubre del 2017 por la Asociación Nacional de Investigadores en Criminalística (Anic), la cual denunció que los magistrados desestimaron la causa contra los exdiputados a pesar de que una prueba recabada por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) reveló cientos de contactos telefónicos de los exlegisladores con el importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños, quien actualmente está en prisión preventiva.

El informe del OIJ evidenció que entre Guevara y Bolaños existen 608 registros telefónicos entre el 1 de mayo del 2014 y el 30 de junio del 2015; mientras que con Morales Zapata son 184.

Dicha desestimación ocurrió el 20 de febrero del 2017 por solicitud de la exfiscala subrogante Berenice Smith, sobre quien cayó la responsabilidad de la desestimación y el lunes fue suspendida dos meses sin goce de salario.

Lea: Suspenden dos meses a fiscala que recomendó desestimar causa que involucra a dos exdiputados en caso del cemento chino

Sin embargo, luego de que inició el escándalo del cemento chino, dicha desestimación se vino abajo y la Fiscalía solicitó en octubre a la Sala Tercera reabrir el caso contra Guevara y Morales Zapata, petición que fue avalada por los altos jueces.

La denuncia contra los exdiputados, que se tramita bajo el expediente 15-000022-0033-PE, indica que antes de noviembre del 2014 se aliaron entre sí "para procurar la reforma al Reglamento Técnico de Cemento, y así variar los requisitos para su venta y con ello ampliar los parámetros, lo cual permitiría al coimputado empresario Juan Carlos Bolaños Rojas, importar cemento desde China, obteniendo con esto un beneficio patrimonial".

El reglamento vigente para el 2014 establecía que el cemento importado no podía tener más de 45 días desde su empaque.

Un mes después de que se volvió a reabrir el caso contra los exdiputado, en noviembre de 2017, la fiscala Emilia Navas allanó las oficinas de ambos exlegisladores como parte de la investigación.

Lea: Fiscalía allana oficinas de diputados Otto Guevara y Víctor Morales Zapata

La Fiscalía General también investiga a los magistrados de Sala Tercera a raíz de la denuncia de Anic.