No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%
Siga los resultados aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

​La propuesta de reglamento permitiría al Incopesca decidir cuáles especies son de interés comercial, incluso si están amenazadas.

Tras ser anulado, MAG busca revivir decreto que permitió comercializar tiburón martillo

​La propuesta de reglamento permitiría al Incopesca decidir cuáles especies son de interés comercial, incluso si están amenazadas

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) busca revivir un decreto que permitiría comercializar especies marinas en peligro de extinción, como ya sucedió con el tiburón martillo, tiburón ballena y el tiburón mako.

La propuesta de reglamento fue sometida el pasado 15 de diciembre al Sistema de Control Previo del Ministerio de Economía y Comercio (MEIC), bajo el formulario 2017.

“Lo que más nos preocupa es el estado del tiburón martillo. Para las poblaciones sería trágico porque es más de lo mismo”, indicó el biólogo marino Randall Arauz, de la organización Fins Attached.

decreto

La nueva propuesta de reglamento permitiría al Instituto Costarricense de Pesca (Incopesca) decidir cuáles especies marinas son de interés pesquero, algo que en el pasado se utilizó para comercializar tiburones martillo.

Bajo condiciones normales, un comité científico —conformado por universidades, colegios profesionales, instituciones técnicas y sociedad civil— sería el que designaría cuáles especies pueden ser catalogadas de interés pesquero.

No obstante, la propuesta permitiría al Incopesca actuar como “autoridad científica” sobre las especies marinas bajo alguna categoría de amenaza, incluidas en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (Cites).

Lea: Tiburones martillo vuelven a ser considerada especie silvestre y no comercial, tras fallo de Sala I

Para el director de la organización ambiental Marviva, Jorge Arturo Jiménez, el Incopesca no debería ejercer autoridad científica sobre un recurso que también está encargado de exportar.

“Cuando se trata de especies en peligro de extinción, Incopesca no debería por sí solo concentrar tanto poder decisorio. Debería haber un análisis más integral, en el cual el Ministerio de Ambiente y la academia tengan voz y voto”, dijo Jiménez.

Mientras tanto, las poblaciones de tiburón martillo, en particular, están frágiles. Datos del mismo Incopesca muestran un desplome de hasta 94% entre el 2017 y 2019 en las descargas de tiburón, algo que sugiere sobrepesca de la especie.

Decreto antiguo

Este nuevo reglamento es exactamente igual al antiguo decreto 40379, promulgado durante la administración Solís Rivera. Este permitía al Instituto Costarricense de Pesca decidir cuáles especies son de interés comercial, incluso si están amenazadas.

Con esta potestad, el Incopesca creó una lista de especies de interés pesquero, en la cual incluyó a los tres tipos de tiburón martillo que se encuentran en Costa Rica, al tiburón ballena y al tiburón mako, todos en peligro de extinción.

Este decreto fue derogado por la Sala Primera en noviembre, debido a que no cumplió con la debida consulta a los entes científicos, encargados de supervisar la conservación de la biodiversidad. A su vez, el tribunal también anuló la lista de especies de interés comercial.

Ahora, el MAG volvió a poner el mismo decreto en consulta mediante el sitio web del MEIC, con un plazo de audiencia pública que va desde el 16 de diciembre hasta el 7 de enero.

Para el director Marviva, estas fechas no permiten una adecuada consulta, debido a que las universidades se encuentran cerradas durante ese periodo.

“La consulta, que es mandatoria y obligatoria, no se está dando, debido a la manipulación de las fechas en que se dio. Es otra vez una forma de eliminar el manejo integral de especies como los tiburones”, dijo Jiménez.

Arauz, por su parte, señaló que el instituto recurrió a esas fechas para escapar de la consulta. “Cuando le toca abrirse a consulta, el criterio basado en ciencia resulta contrario. Las decisiones de Incopesca no están basadas en ciencia”, añadió.

Lea: Tiburones del Pacífico se favorecen en áreas protegidas; escasean en zonas de pesca, dice estudio

tiburon

En peligro

Tanto Arauz como Jiménez señalaron que las poblaciones que podrían verse más afectadas serían los tiburones martillo, debido a sus bajos números poblacionales.

La exportación de tiburones martillo era permitida en Costa Rica hasta la derogación del decreto de Incopesca. Su pesca es permitida para el sector palangrero con ciertas restricciones, como por ejemplo descargar el cuerpo entero del animal en puertos nacionales.

Esto; sin embargo, no siempre sucede. En 2017, el Tribunal Penal de Puntarenas condenó a seis meses de prisión a una empresaria de apellidos Tseng Chang, por el delito de aleteo. Ella descargó aletas de tiburón en el muelle El Carmen de Puntarenas sin estar adheridas naturalmente al cuerpo del animal.

Esto ha repercutido en las poblaciones. En 2019, el tiburón martillo entró en la lista de especies bajo peligro crítico de extinción. A nivel mundial, su población disminuyó en 80% durante los últimos 30 años.

Los datos de pesca en Costa Rica también sugieren una caída en las poblaciones, debido a que el número de cuerpos de tiburón desembarcados en puertos se desplomó un 94% en tres años.

tiburon

Una de las dificultades para conservar esta especies es el tiempo que toman en llegar a la madurez sexual. Este tipo de tiburón puede tardar entre 15 y 17 años para llegar al punto de madurez reproductiva.

Por eso, de seguir el mismo ritmo de explotación pesquera, la especie se extinguiría en alrededor de 20 años, afirmó el biólogo Arauz.