No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
Siga los resultados aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

El proyecto para legalizar el cáñamo y el cannabis medicinal se dictaminó este miércoles en el Congreso. Ahora se discutiría en Plenario legislativo.

Tras seis meses de posturas tibias, Gobierno reitera sí al cáñamo y no al cannabis medicinal

​El Poder Ejecutivo dijo que impulsaría un proyecto propio para la producción de cáñamo en el país y finalmente no lo hizo

El presidente Carlos Alvarado afirmó en su discurso del pasado 4 de mayo que impulsaría activamente la producción de cáñamo —la variedad no psicoactiva del cannabis— como una forma de reactivar la economía y abrir nuevas plazas de empleo a lo largo de todo el país.

Luego informó que presentaría su propio proyecto de ley para ello; sin embargo, el texto finalmente nunca llegó al Congreso desde entonces.

Lea: Cáñamo y cannabis medicinal más cerca de legalización en Costa Rica; diputados dictaminan proyecto

Entre tanto, los diputados de la Asamblea Legislativa dieron trámite al expediente 21.388, de cannabis y cáñamo para fines medicinales, propuesto por la independiente Zoila Volio, y entonces, surgieron contradicciones en el Ejecutivo: dos carteras rechazaron por completo el proyecto.

Por un lado, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) se manifestó en contra de la iniciativa porque permitiría el libre cultivo del cáñamo, algo que —según indicó— permitiría "el encubrimiento de las plantaciones de la marihuana". Por otro lado, el Ministerio de Seguridad Pública agregó que la aprobación para producir cannabis medicinal transgrediría el ordenamiento jurídico nacional, representaría un riesgo de salud y seguridad pública, y una eventual aprobación del cáñamo únicamente podría hacerse con una mayor cantidad de controles de los dispuestos.

Pese a la negativa de ambas carteras, los diputados de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Legislativa dictaminaron el expediente legislativo de la diputada Volio este mismo miércoles, y ahora pasaría a discusión final en el Plenario legislativo.

No obstante, el panorama se oscureció de nuevo para la iniciativa, ante posturas del bloque más conservador del Congreso y del Gobierno, cuyo Ministerio de la Presidencia reiteró que únicamente estarían dispuestos a impulsar la producción de cáñamo —a diferencia de lo escrito por el MAG, a través de su ministro Renato Alvarado a los diputados.

El Gobierno envió una carta este mismo miércoles al Congreso, en la que indicó a los legisladores que el Poder Ejecutivo apoyaría "decididamente" la legalización del cáñamo, pero no así el cannabis medicinal "por razones de seguridad y salud pública".

La carta firmada por el ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, no explicó por qué finalmente el Gobierno nunca impulsó el proyecto que prometió en materia de cáñamo seis meses atrás; y únicamente reiteró que la posición gubernamental sería que el Estado "no cuenta con los recursos que requeriría el control de la producción, comercialización y consumo" del cannabis, aunque solo se plantee para uso medicinal, en el país.

carta presidencia

Lea:

Cannabis medicinal menos viable

La diputada proponente de la iniciativa, Zoila Volio, afirmó esta mañana, en el programa Nuestra Voz, que la posición del Ejecutivo sobre su proyecto ha estrechado aún más las posibilidades de su aprobación en el corto plazo tal como está planteado.

Asimismo, manifestó que ya 14 diputados (del Partido Restauración Nacional y del bloque independiente Nueva República) le han manifestado la misma postura, por motivos ideológicos, y que podrían sumarse algunos más en otras fracciones.

Ante esa situación, indicó que tendría que calcular las posibilidades que tendría de tramitar el texto tal como está actualmente redactado, o si sería mejor readecuar la iniciativa para conseguir el respaldo necesario para su aprobación.

En esa línea, también recordó que la tramitación del proyecto se podría atrasar si el Gobierno decide no proponerlo en sus sesiones extraordinarias de cinco meses —que empezarán en diciembre próximo y que terminarán en abril— y que es posible que se tenga que realizar negociaciones adicionales en el proceso.

La diputada Volio ya había manifestado su descontento con la posición del Gobierno en contra del cannabis medicinal desde mayo pasado. Entonces dijo que era un tema que "le generaba ruido" al Ejecutivo y que suponía que por eso las autoridades no se decidían a apoyar su cultivo decididamente.

Eso sí, manifestó que apoyaría cualquier proyecto que permitiera la legalización del cáñamo porque el país está urgido de nuevas fuentes de empleo, como las que generaría esta nueva actividad productiva.

Lea: Cannabis medicinal "le generaba ruido" al gobierno, dice diputada que propone legalizarla