No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%
Siga los resultados aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

El directivo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) explicó que la empresa adjudicada necesitará el capital para construir la primera fase del tren.

Ottón Solís: “El riesgo (del crédito para el tren eléctrico) queda de parte de la empresa”

​El directivo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) explicó que la empresa adjudicada deberá construir la primera fase del tren sin aporte estatal.

La empresa que asuma el proyecto del tren eléctrico tendrá que asumir la primera fase de construcción entera con su capital, ya que Costa Rica realizará el primer desembolso del préstamo de $550 millones hasta que la obra esté terminada.

Así lo explicó el director por Costa Rica del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Ottón Solís, quien aseguró que esta es una condición “muy única” en préstamos internacionales.

“Una condición que es muy única en este proyecto y no solo para nosotros (BCIE) sino para cualquier banco que le haya prestado a Costa Rica es que a la empresa que se gana la licitación se le paga hasta que termine la obra; no antes”, dijo Solís.

Según explicó el directivo del BCIE, lo usual es desembolsar pequeños montos a la empresa conforme avanza la obra. Incluso, a veces, hasta se realizan pagos por adelantado. Pero en este caso, la empresa tendría que asumir más riesgos.

“Queda claro que el riesgo queda de parte de la empresa. Es a la empresa la que le sirve avanzar y terminar bien la obra. Después van a haber inspecciones para ver la calidad de la obra, antes de girar el primer centavo”, añadió.

recorrido

El gerente de la Unidad Ejecutora del proyecto en el Incofer, Mario Durán, aseguró que el aporte estatal se usaría para aporte a la inversión; es decir, gastos como compra de trenes, vía férrea o infraestructura.

Él, sin embargo, aseguró que las condiciones para la empresa concesionaria no serían malas, ya que es “el primer proyecto de concesión en el país en que el estado está dando un aporte a la inversión”.

“Aquí, por la magnitud del proyecto, el gobierno está poniendo una parte de la inversión, justamente para hacer más atractivo el proyecto” señaló Durán. El Incofer incluso aseguró a Ameliarueda.com que ya contabiliza 32 empresas interesadas en el proyecto.

Lea: Tren rápido recorrerá 11 km más, llegará a El Coyol y será $265 millones más caro

Según explicó el gerente del proyecto, los costos del cartel licitatorio los asumiría el Incofer, ya que, en la fase de estudios de factibilidad, la institución dejó listos un borrador de cartel licitatorio y un borrador de contrato.

El préstamo

Según explicó Solís, el préstamo de $550 millones para el tren eléctrico tendría algunas condiciones favorables, que permiten disminuir su impacto en las débiles finanzas públicas del país.

En primer lugar, los intereses serían más bajos de lo usual. Esto porque el BCIE actualmente negocia con el Fondo Verde del Clima (un fondo de inversión para proyectos bajos en emisiones de CO2) y el gobierno de Corea del Sur para co-financiar $400 millones de la obra a tasas muy bajas, por ser un proyecto que reduciría emisiones.

“De los $550 millones solo $150 millones serían a tasas normales del BCIE. La tasa normal podría estar a alrededor del 5%. Estos $400 millones, si se logra materializar las negociaciones, serían a tasas de 0.5%. Por eso, nuestro cálculo es que la tasa ponderada es de 1.55%”, explicó Solís.

Otro detalle, según el Incofer, es que el crédito no tiene comisión de compromiso. “Aquí se ha criticado mucho que Costa Rica está pagando intereses por los créditos y la obra ni ha empezado. Esa comisión este crédito no la tiene. Empezaremos el pago de intereses hasta que ya tengamos una de las líneas en operación”, dijo Durán.

También está el tema del tiempo de los pagos. El crédito brinda 5 años de gracia al país para comenzar a pagar la obra a partir de que se termina la primera fase. “Estamos hablando de que como dentro de 11 años se va a pagar”, dijo Solís.

Lea: Tarifa del tren eléctrico tendrá un costo máximo de ¢600, afirma Incofer

Los intereses, sin embargo, comenzarían a pagarse antes. Costa Rica tendría que comenzar a pagar intereses a partir del primer desembolso de dinero; es decir, cuando la primera fase esté terminada en 2025.

Tren eléctrico

Este crédito se encuentra actualmente en la Asamblea Legislativa, donde se discutirá su aprobación. Si los diputados dan su visto bueno, el Incofer procedería a lanzar la licitación internacional para “diseño, construcción y operación” del proyecto.

El costo total de la obra sería de $1550 millones, de los cuales el estado aportaría $550 millones. El Incofer estima el movimiento de 200 mil personas al día, para quienes la tarifa máxima sería de ¢600.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, presentó este crédito ante los diputados el pasado 4 de mayo como “la mayor concesión que tendrá el país y que transformará a nuestra nación en movilidad, salud y competitividad”.

Lea: Gobierno presenta ante Asamblea Legislativa crédito de $550 millones para tren eléctrico

Algunos diputados, sin embargo, criticaron el ingreso de este proyecto al congreso, ya que aseguraron que “no es el momento oportuno”.

"Comparto que el tren eléctrico es importante, como país no podemos renunciar a esa alternativa, pero considero que no es el momento oportuno, no le ha llegado su hora", dijo el jefe de fracción del Partido Unidad Socialcristiana (PUSC), Rodolfo Peña.

Este proyecto, según estimaciones del Incofer, se comenzaría a construir a partir de 2022 y estrenaría su primera fase en 2025.